EL PRINCIPAL PROBLEMA QUE ENFRENTA EL PERIODISMO EN HONDURAS ES LA AUTOCENSURA: EDMUNDO ORELLANA

18 de Mayo del 2017

Para el exfiscal y catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Edmundo Orellana, el principal desafío que debe enfrentar el periodismo en Honduras, tanto en la prensa escrita, como la radio y la televisión, es la búsqueda de la independencia del ejercicio de su profesión.

El académico lamentó que en la actualidad, en el país uno de los grandes problemas relacionados con la libertad de expresión es la autocensura, hecho que responde a que muy pocos medios de comunicación pueden sobrevivir al margen de los contratos de publicidad, provenientes del gobierno, financiados con fondos del Estado.

“Lea usted los editoriales de los medios de comunicación, ¿quién les fija la agenda? es el Presidente con los temas que impone en el escenario político. Ahorita todo el mundo se ha centrado en la edad punible, como el traslado de los presos a los 'pozos' y no vemos ningún medio que esté abordando otros temas”, señaló Orellana.

Medios independientes                                                

Al consultarle cuál debería ser el papel de la prensa independiente en Honduras, Orellana hizo un fuerte llamado que deben evitar sesgarse, ya que hay muchos medios que suelen llamarse independientes por el hecho de enfrentarse al gobierno, sin embargo, algunos de ellos se tiñen con el color de un partido político.

“Desde ese momento se descalifican porque son parte de la oposición política, no son medios de comunicación objetivos que tratan de informar u orientar a la población en función de lo que pasa con criterios imparciales, tienden a generar en la ciudadanía una perspectiva diferente a lo que el gobierno está queriendo imponer”, señaló el exfiscal.

Papel de la academia

Desde la academia, resaltó el catedrático, la Alma Máter cumple con la preparación académica de los profesionales en esta área del conocimiento, tanto en lo científico, en el uso de las diferentes técnicas para que asuman su papel de comunicador en la sociedad, pero en el camino el mercado impone sus reglas.

“El mercado laboral está en función a la oferta, y la oferta son medios de comunicación que son pagados con contratos de publicidad por el gobierno, los muchachos no tienen para dónde ir, a mí me ha tocado brindar entrevistas donde el periodista me dice –esta entrevista no va a pasar por lo que usted dice, mi medio no va a permitir que yo lo publique- eso le da la medida de cómo está la prensa en Honduras”, reiteró.

Otro de los esfuerzos que debe hacer la academia, manifestó el académico, es que desde su interior, en su seno, debe promover la discusión sobre los temas nacionales y convertirse en una trinchera del periodismo para generar discusión a nivel nacional con un criterio que produzca opinión.

“A lo que nosotros debemos aspirar es que la academia se torne un laboratorio científico de ideas, efervescencia de pensamiento nuevo, pero totalmente independiente, sin ninguna inclinación hacia una posición u otra, sino aquella que el conocimiento científico sea capaz de generar”, finalizó el exfiscal Edmundo Orellana. 



Noticias Relacionadas