LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN NO ES UN DERECHO DEL PERIODISTA, ES UN DERECHO DE LA CIUDADANÍA: MANUEL TORRES

18 de Mayo del 2017

En el marco del Día del Periodista Hondureño, fecha que se celebra cada 25 de mayo en conmemoración a la introducción al país de la primera imprenta por el paladín centroamericano Francisco Morazán, el destacado escritor y periodista hondureño Manuel Torres manifestó que “la libertad de expresión no es un derecho del periodista, es un derecho de la ciudadanía”.

El académico destacó que este derecho universal para el periodista es un instrumento que debe aprender, proteger, profundizar, desarrollar, pero que al final le pertenece a la sociedad; amplió que la labor de un comunicador debe desarrollarse con una mirada estratégica hacia dónde debe ir el país.

Entre los desafíos permanentes que tiene que enfrentar el periodista hondureño, señaló el académico, están la ética profesional y la búsqueda de la calidad de su trabajo.

“Cuando hablo del desafío ético no se trata únicamente que no se corrompa, es decir que no se venda a un postor; cuando hablo de un desafío ético es entender la razón de ser de su trabajo y la misión que tiene. La ética es la que puede señalar cuáles son los mecanismos técnicos necesarios para que su trabajo sea lo más veraz posible”, detalló Torres.

Amplió que en este momento, en términos generales y con la excepción de algunos casos, los medios de comunicación no están a la altura de los grandes desafíos de democratización. Por lo anterior indicó que es fundamental que en el país surja el ejercicio del periodismo independiente.

Continuó explicando que esta independencia no se debe entender que el profesional sea el dueño de su propio espacio, que esta independencia es la capacidad de autonomía crítica, apegada a la ética.

“El periodista hondureño tiene que abordar los grandes temas nacionales, que deje de llenarnos de calificativos o de estereotipos y que brinde espacio para que la población pueda tener no prejuicios acerca de los grandes temas, sino criterios para determinar esos grandes temas”, enfatizó.

En este sentido el académico puso un ejemplo: que el periodista no debe decirle a una sociedad por quién debe votar en un proceso electoral, sino más bien brindar las herramientas para que esta sociedad distinga cuál es la mejor opción a elegir de acuerdo a sus capacidades, que este hecho marca una diferencia sustancial.

“Hasta ahora el periodismo en la coyuntura actual, en los últimos años ha estado muy atrapado en las dinámicas políticas, tenemos un grado de problema, tenemos una tendencia de un periodismo oficialista y otra tendencia militante de oposición, ambos se alejan de lo que la sociedad demanda”, aseveró Torres. 



Noticias Relacionadas