¿COMERÍAS INSECTOS?... BIÓLOGOS DE LA UNAH LO RECOMIENDAN

El consumo de insectos debe ir acompañado de arroz, verduras o algún otro tipo de alimento

Si su respuesta es negativa al título de esta nota, aún es bueno saber que una alternativa para enfrentar la crisis alimentaria por la cual atraviesan países en vías de desarrollo como Honduras, es consumir larvas, cucarachas y grillos entre otros insectos, porque son una fuente económica, accesible  e importante de proteínas, según biólogos de la UNAH. 

En la asignatura denominada Entomología, de la carrera de Biología, los estudiantes deben realizar prácticas de laboratorio que consisten en buscar especies de insectos que se puedan preparar y comerse, con el propósito de demostrar que son una buena fuente de alimentos y al mismo tiempo debilitar el tabú que existe entorno al consumo de los artrópodos.

El encargado del Museo de Entomología de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Bery Almendares,  explicó que los insectos tienen entre un 40 y 60% más proteínas que la carne de res, por lo que considera recomendable consumir un plato de bichos, ya que el tipo de proteína es más fácil de digerir.

La entomofagia

Almendares es del parecer que la entomofagia, conocida como la práctica de consumir insectos,  tiene muchas facetas, además se pueden comer ya sea como larvas o el insecto adulto, sin embargo recomienda consumirlo en su estado inmaduro.

“El problema de las mariposas es que cuando son adultos no tienen mucha carne por lo cual es mejor comérselo cuando son larvas o capullos y lo mismo ocurre con las cucarachas y los grillos, es mejor ingerirlos cuando están en estado inmaduro porque también tienen más carne y no tienen alas”, explicó el biólogo.

Asimismo indicó que los insectos se pueden cocinar como lo desee la persona ya que tienen la peculiaridad de combinarse tanto con ingredientes dulces como salados, sin embargo advirtió que solo se deben consumir artrópodos cultivados o  de lugares remotos.

“Las cucarachas que se podrían comer en Honduras son las de monte, que son especímenes grandes y de color café –que truenan al pisarlas-. Se pueden comer porque se alimentan las hojas que caen de los árboles… la realidad es que los insectos cultivados o que se encuentran en lugares remotos realmente son más saludables que comerse una hamburguesa”, recomendó el encargado del Museo de Entomología.

Respecto a Honduras, Almendares dijo que el consumo de insectos se práctica en los lugares rurales y que en algunos casos también se utilizan para fines medicinales, como el té de cucaracha, para tratar el asma y otras afecciones respiratorias.

“En los lugares de tierra adentro es donde más se da la entomofagia, ya sea como alimento acompañado de una tortilla con sal o como remedio”, comentó.

Proceso de cultivo

Jazmín Mairena es una estudiante de la carrera de Biología que realiza una investigación con el propósito de promover la entomofagia a través del estudio de diferentes métodos de cultivo de insectos.

“El trabajo que estoy realizando consiste en reproducir insectos con el fin de promover la entomofagia, que es una de las alternativas para disminuir la crisis alimentaria, mi cultivo va tener las normas para inocuidad de cualquier producto y estoy comparando diferentes métodos de cultivo para ver cuáles son más productivos”, explicó Mairena.

La estudiante indicó que previo a su consumo, es necesario que estos insectos pasen por un periodo de purga, que consiste en alejar a los animales del alimento para limpiar su aparato digestivo.

La especialista opina que la producción de insectos es más económica que la carne de res o de pollo. “Si uno va a un restaurante y le proponen un alimento entomofagico, generalmente lo van a poner como un gourmet entonces los platillos serán caros, pero si la población realiza sus propios cultivos serán mucho más económicos, nutritivos y fáciles de manejar que tener una vaca o pollo en la casa”, indicó.

Es necesario realizar una investigación para determinar la aceptación del consumo de insectos en la población hondureña, pues no es extraño que los alumnos de la carrera de Biología consuman insectos.

“En la carrera la gente es muy dada a consumir insectos, pero en ocasiones anteriores realice un seminario donde cinco personas que no son de la carrera degustaron insectos y les gustó la experiencia, por lo que sería bueno realizar un estudio sobre la aceptación de la entomofagia –entre los hondureños”, comentó Mairena.

Recomendación mundial 

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) recomendó en mayo de 2013 comer insectos para combatir el hambre. Saltamontes, hormigas y otras especies pueden ser una buena fuente de comida para el hombre o el ganado y las mascotas. 

La FAO dice que unas 2,000 millones de personas en el mundo complementan sus dietas con insectos, ya que estos poseen una alta cantidad de proteínas y minerales. Además, su consumo tiene un impacto ambiental positivo.

Los insectos son "extremadamente eficientes" para convertir alimento en carne comestible, afirma la agencia de la ONU. En promedio, pueden transformar dos kilogramos de alimento en un kilogramo de masa de insecto.

Noticias relacionadas:

Comentarios