Investigadores ganaron premio millonario para realizar proyecto de bioplásticos

Ante la problemática ambiental mundial que genera el uso de plástico por una sola vez, docentes investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, ubicada en Danlí (UNAH-Tec Danlí), realizaron un proyecto que fue premiado por EUROSAN INNOVA, concurso patrocinado por la Unión Europea.  

El premio por la iniciativa será de aproximadamente 9 millones de lempiras, monto con el cual se construirá una planta de investigación de bioplásticos. El proyecto consiste en generar utensilios como platos, vasos, tenedores y cucharas, a base de material de desecho, específicamente biopolímero, almidón y celulosa, que contiene la yuca y el maíz.

“Nuestros maestros utilizarán aquellas materias primas que son desechadas por productores que han sido afectados por el cambio climático en la región de El Paraíso”, especificó la titular de UNAH Tec-Danlí, Carla Garcés.  

Los 9 millones de lempiras se invertirán en la construcción de una planta de investigación de bioplásticos, además del equipamiento de la misma, que gran parte será importada del exterior y lo demás será construida en UNAH-VS.

“Ahora mismo estamos en la fase de precalificación de la empresa constructora de la planta, y la capacitación de los investigadores; queremos desde nuestro Centro Regional generar innovación para dar soluciones a esta problemática”, añadió Garcés.

Para la puesta en marcha del proyecto, los investigadores planean trabajar con los desechos que genera la poca o mala producción de los cultivos de la zona y se plantea realizar por lo menos 3 prototipos de bioplásticos, donde el proceso de producción sea económico, rentable y biodegradable a corto plazo.

Los docentes aspiran a cuantificar la demanda de plásticos y estudiar la viabilidad de sustitución de estos utensilios por bioplásticos a nivel nacional en la UNAH.

“Se espera además lograr la sustitución de plásticos por bioplásticos, estableciendo un modelo de sostenibilidad ambiental con potencial de aplicación y replicabilidad en la región”, especificó José Octavio Rivera, investigador y docente de Ingeniería Agroindustrial de UNAH-Tec Danlí.

El plástico tradicional tarda en degradarse entre cien y mil años, mientras el bioplástico tarda en desaparecer del planeta Tierra aproximadamente 1 año.  

Capacitación en el extranjero

El equipo está constituido por 4 investigadores de UNAH-Tec Danlí, quienes además son docentes de la Carrera de Ingeniería Agroindustrial y del Técnico Universitario en Administración de Empresas Cafetaleras.

En la primera semana de noviembre, los maestros viajarán a la Universidad de Sevilla para recibir capacitación en bioplástico, y estarán aproximadamente 7 días instruyéndose en esa institución de educación superior española. 

José Octavio Rivera investigador y docente de Ingeniería Agroindustrial de UNAH- Tec Danlí.




Carla Garcés, titular de UNAH Tec Danlí, informa sobre el proyecto de bioplástico que generaron investigadores de ese Centro Regional, por el cual fueron acreedores de un premio de al menos 9 millones de lempiras entregado por EUROSAN INNOVA y financiado por la Union Europea.



Noticias relacionadas:

Comentarios