UNAH-VS se suma a la celebración del Día Mundial de la Prevención del Suicidio

Desde el año 2003 se celebra el Día Mundial de Prevención del Suicidio cada 10 de septiembre, como un esfuerzo para concienciar a nivel mundial que el suicidio puede prevenirse.

Con el objetivo de concientizar a la comunidad universitaria, la unidad Gestión Cultural y Biblioteca, en conjunto con la Carrera de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras en el Valle de Sula (UNAH-VS) y Teléfono de la Esperanza, se unen con el compromiso de trabajo en la promoción de la salud emocional.

Dentro de las actividades que se desarrollaron se contó con una mesa informativa, la cual estuvo instalada de 9:00 AM a 5:00 PM en la plaza cívica Froylán Turcios, de UNAH-VS, donde voluntarios del Teléfono de la Esperanza y estudiantes de la Carrera de Psicología estuvieron brindando información a la población universitaria para potenciar las capacidades de aquellas personas que desean colaborar o recibir ayuda.

Asimismo se contó con la participación del ingeniero Manfredo Cruz, quien es voluntario del Teléfono de la Esperanza y estuvo a cargo de la conferencia “Prevención del suicidio”, la cual se efectuó en el auditorio Aníbal Delgado Fiallos, a partir de las 6:00 PM; donde estuvo presente también la directora de UNAH-VS, máster Isbela Orellana.

“Nos parece que es sumamente importante que la Universidad asuma un compromiso serio en cuanto a la prevención del suicidio, sobre todo porque cada uno de ustedes es un ser valioso para sus familias, la universidad y para el país. Cada uno de nosotros debemos saber que si tenemos vida no importan los tropiezos que tengamos, cada día es una nueva oportunidad de mejorar y salir adelante”, expresó la máster Orellana.

Además, motivó a todos los presentes a que si tienen un familiar, amigo o conocido que esté atravesando por una situación difícil en su vida, los apoyen de todas las maneras posibles; para tratar de evitar que se sigan perdiendo más vidas valiosas.

Una vez concluida la conferencia, todos los presentes se dirigieron hacia la Plaza Froylán Turcios, donde se realizó una lectura de manifiesto correspondiente a la valoración de los seres humanos y luego se procedió a encender una vela, como símbolo del compromiso activo que se debe tener para ayudar a los demás y decir siempre: ¡sí a la vida!

Noticias relacionadas:

Comentarios