Académico colombiano expone sobre pandemias miradas desde la historia

En la imagen, el doctor Rojas (lado inferior derecho) junto a los demás participantes del evento.

En el marco del Ciclo de Conferencias, Epidemias y Pandemias de la Historia, organizado por estudiantes de la clase de Proyectos de Extensión Cultural de la Carrera de Historia; el historiador colombiano Carlos Arnulfo Rojas Salazar expuso el estudio “Pandemias miradas desde lahistoria”.

Y es que el año 2020, significó un cambio radical para la humanidad, ya que llegó la emergencia sanitaria COVID-19, conocida popularmente como coronavirus, una emergencia sanitaria y humanitaria que está ocasionando serias dificultades económicas y que ha obligado a las personas a estar en cuarentena en sus hogares para evitar el contagio del virus.

A lo largo de la historia, el mundo ha sufrido diferentes enfermedades con escalas colectivas convirtiéndose en pandemias.

En cuanto a la línea del tiempo de las infecciones de epidemias/pandemias de origen parasitario, se puede mencionar la toxoplasmosis o la malaria; de origen bacteriano: a la peste, la lepra, la tuberculosis y la sífilis; y de origen viral: a la viruela, la poliomielitis (polio), la gripe de 1918 llamada española, el VIH/Sida, el SARS, el MERS, el Ébola y por supuesto el COVID-19.  

En el artículo se mencionan cinco de ellas: la peste, la tuberculosis, la viruela, la gripe de 1918 y el VIH/Sida.

“Quiero advertir que mi objeto de investigación no son precisamente las pandemias y epidemias, pero debido a esta realidad que estamos viviendo, preparé esta conferencia”, acotó Rojas Salazar al inicio de su ponencia.

Además explicó que su objetivo es demostrar que no solamente a través de fuentes escritas se puede nutrir la historia, sino con fuentes audiovisuales.

Pandemias estudiadas

Con relación a la peste negra, se calcula que entre el 40 y 60% de la población del viejo continente pereció debido a ella, es decir, unos 50 millones de personas. Se estima que hizo estragos en villas, pueblos y ciudades y no diferenció entre clase, color o condición humana.

Un dato interesante es que respecto a los avances de la ciencia que trajeron las sucesivas pestes, surgió el término "doctor peste", así, se hizo costumbre en Europa, que las ciudades infectadas pagaran comunitariamente a aprendices de médico, o a quienes se atreviesen a desempeñarse en el oficio de cuidar a empestados, sin importar su condición económica.

“El grabado de la Biblia de Toggenburg es posiblemente uno de los primeros testimonios visuales de los síntomas externos de esta peligrosa enfermedad”, aseveró el historiador.

Sobre la tuberculosis, esta es quizás la enfermedad infecciosa más predominante de la historia. Tanto así que se estima que cerca del 30% de la humanidad la padece. Durante el siglo XVIII y el siguiente hizo estragos en Europa y América. De su presencia se tienen testimonios visuales en la obra del noruego Edvard Munch, quien elaboró seis pinturas y numerosas litografías y grabados entre 1885 y 1926.

Por su parte la viruela, como otras infecciones, se manifestó a través de olas epidémicas que han devastado a poblaciones enteras, dado que su tasa de mortalidad alcanzó a rondar el 30% entre los que la llegaron a padecer, especialmente los infantes. La viruela mató a millones de personas, y a las que no, las desfiguró, como se ve en el retrato de Fernando II, miembro de la poderosa familia de los Medicis, quien perece haber sufrido esta XV.

La gripe de 1918 fue la devastadora influenza que acabó entre 40 y 50 millones de personas alrededor del mundo durante los años de 1918 y 1920. Y según los cálculos de la OMS, esto equivaldría a la tercera parte de la población mundial de ese entonces, es decir que esta infección causó más muertes que la Primera Guerra Mundial, que estaba terminando cuando empezó a darse su brote (16 millones de muertos directos). La mayoría de las víctimas de la influenza de 1918 eran personas entre los 20 y 40 años, principalmente hombres.

“Existe una foto anónima en la que se ven los enfermos en cuarentena en una bodega adaptada para este fin. Irónicamente, la cantidad de muertes masculinas permitió la llegada masiva de las mujeres a la industria. En 1920 la fuerza laboral femenina de los Estados Unidos llegó a representar el 20% de su totalidad”, comentó el académico.  

Finalmente, cabe mencionar que el Sida, causado por el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH); aunque originalmente afectaba a los primates, adquirió la capacidad de infectar a humanos en el siglo XX. Desde el principio y debido a su desconocimiento, este virus causó confusión entre la sociedad, que terminó estigmatizando a personas por su orientación sexual. Hasta la fecha ha provocado la muerte de entre 25 y 35 millones de personas, y hay más de 37 millones de personas que están infectadas.

La fotógrafa norteamericana Rosalind Salomón decidió retratar a enfermos de Sida, luego de haber leído en el New York Time, que los infestados de lo que hasta entonces era una enfermedad desconocida, debían ser aislados. “En su colección fotográfica, 'Retratos en el tiempo del Sida', enseñaba a la sociedad de la década de los ochenta del siglo pasado lo que temía ver: los rostros de los enfermos, las familias a las que pertenecían, los sentimientos de las personas y la estigmatización que hacía a algunos de sus miembros”, relató el expositor.

El experto concluyó que “esta pandemia del siglo XXI, ínfima, comparada en cifras a las infecciones que hemos visto, no va a ser la excepción. Solo nos queda registrar nuestras experiencias particulares para alimentar la memoria colectiva de todos”.

Perfil del investigador

Carlos Arnulfo Rojas Salazar es profesor de Historia, cuenta con un máster de Historia del Mundo Hispano y un doctorado en Historias, además posee un diploma de Estudios Avanzados, y es docente de la Universidad Surcolombiana.

Noticias relacionadas:

Comentarios