Conozca los principales hallazgos de los casos por intoxicación por bebida alcohólica adulterada en Choloma, Cortés

En el marco del Primer Congreso Nacional e Internacional de Toxicología Clínica en Honduras se brindó la conferencia “Brote de intoxicación aguda por consumo de alcohol adulterado, Choloma, Cortés, octubre 2020”, impartida por el doctor Gustavo Antonio Urbina, epidemiólogo de la Secretaría de Salud y coordinador de la unidad de Vigilancia de Intoxicaciones Agudas por Sustancias Químicas.  

El evento, organizado por la Facultad de Ciencias Médicas (FCM), contó con el apoyo de la Dirección de Investigación Científica, Humanística y Tecnológica (Diciht), la Fundaunah y la Secretaría de Salud, entre otras unidades. https://fb.watch/2sJu4BXkHs/

En cuanto a los antecedentes proporcionados por el conferencista, se explicó que Choloma es un municipio con alta densidad poblacional, conformado por 86 barrios y colonias y 34 aldeas. En el caso de la aldea Los Caraos, lugar donde ocurrieron la mayoría de los casos de intoxicación por una bebida alcohólica, se ubica en la zona noreste del municipio, donde el 65% de loa habitantes son mayores de 18 años, principalmente dedicados a la activad agrícola.  

“Los pobladores de Los Caraos practican deportes (fútbol), pero después de la jornada intensa de trabajo y el calor les gusta ingerir bebidas alcohólicas y dentro de estas actividades el 26 de octubre de 2020, las autoridades regionales de Cortés recibieron notificación sobre la frecuencia de casos con síntomas como: visión borrosa, cefalea intensa, dolor abdominal intenso y dificultad para respirar, posterior a la ingesta de alcohol de una marca reconocida, donde todos procedían de las aldeas Los Caraos, mismo día que ocurrieron las primeras tres muertes”, recordó el epidemiólogo.  

Una de las primeras acciones realizadas por las autoridades locales fue la activación del Equipo de Control de Brotes (ECB), cuyos empleados iniciaron todo un trabajo investigativo de campo (sitio donde se encuentra el lugar de expendio de aguardiente), contando con el apoyo de líderes comunitarios como de la Unidad de Vigilancia de Intoxicaciones Agudas por Sustancias Químicas a nivel central, y que consistió en visitas domiciliarias para realizar el estudio de casos.  

El epidemiólogo describió que se levantó un centro de comando en la Iglesia Católica de Los Caraos para atender a los casos sintomáticos y asintomáticos sospechosos de haber ingerido alcohol durante ese período. Asimismo, se brindó asistencia psicológica y se realizó el análisis descriptivo de las fichas correspondiente a las personas evaluadas.   

Hallazgos  

“Identificamos que hubo 49 personas expuestas, de las cuales 33 presentaban síntomas, hubo 12 fallecidos y la tasa de ataque del grupo fue del 67.3% por cada 100 expuestos, la tasa de mortalidad de 11.8% por cada 1,000 habitantes, con edades mayores a los 18 años, el 98% son hombres, había una mujer y con una tasa de letalidad muy alta de 36.4% 

En cuanto al cuadro clínico de los afectados, se informó que se caracterizó por el dolor abdominal, cuadros de vómitos, mareo y náuseas; cefalea, otros síntomas que afectaron el sistema nervioso central y el aparato respiratorio, así como el aparato musculoesquelético. 

“Desde que ingirieron la bebida embriagante hasta que iniciaron los síntomas encontramos que la media fue de 1.6 días, una mediana de 2 días y una media de 1 día. Pero encontramos personas que inclusive presentaron inicio de síntomas 5 días después de haber ingerido la bebida adulterada. De acuerdo con la curva epidemiológica, el pico máximo de casos se registró el día 25 de octubre del presente año”, indicó el experto. 

Otras de las acciones realizadas para la atención de esta problemática se fue la elaboración de un plan regional de abordaje en Los Caraos y Monterrey, para el abordaje del brote de intoxicación por metanol, para este trabajo se contó con la cooperación de la Cruz Roja, la Policía Nacional, equipo local y regional para el abordaje comunitario, el levantamiento de encuestas en otras dos comunidades aledañas, capacitaciones a coordinadores y epidemiólogos municipales en el manejo de intoxicaciones agudas por metanol, entre otras.  

Noticias relacionadas:

Comentarios