Cumplimiento de los ODS se dificulta en Honduras con la COVID-19 y los fenómenos naturales de 2020

La Vicerrectoría de Relaciones Internacionales (VRI) de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) organizó el webinarIO “Respuesta a los problemas del desarrollo sostenible: LLa Agenda 2030 y los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible”, a cargo de Tania Martínez, analista de programa, gobernabilidad democrática y seguridad ciudadana del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Con la conferencia se procuró motivar a la comunidad universitaria a un involucramiento para cumplir con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y enfocar sus esfuerzos en el marco de la Agenda de Desarrollo 2030 de las Naciones Unidas.

La experta indicó que los 17 ODS se engloban en cinco pilares: poner fin a la pobreza y el hambre, y garantizar un ambiente sano, digno con equidad; proteger el planeta de la degradación para las generaciones actuales y futuras; asegurar que todas y todos puedan disfrutar de una vida próspera, con progreso económico, social y tecnológico en armonía con la naturaleza. La paz es el cuarto pilar, por tanto, se fomentarán sociedades pacíficas, justas, incluyentes, libres de miedo y violencia. El quinto pilar se enmarca en las asociaciones, por lo que se movilizará todo lo necesario para fortalecer una alianza global para el desarrollo centrada en las necesidades de los más vulnerables con la participación de todos.

Honduras y los ODS

Ante la pregunta sobre cómo se ven los ODS en Honduras, Martínez subrayó que el país, al igual que 192 países más, busca cumplir los 17 objetivos; sin embargo, de las 169 metas solo puede cumplir con 68, mientras que de los 233 indicadores Honduras se propone cumplir 99.

De la misma manera, la especialista del PNUD manifestó que la pandemia de la COVID-19 y los recientes fenómenos naturales provocarán crisis económica, aumento de la pobreza y el retroceso de décadas de progreso. Ante estas circunstancias adversas, cumplir con los ODS será un desafío más.

A la par, Honduras enfrenta otros retos como el cambio climático y sus consecuencias o la falta de información (noticias falsas, desinformación y falsas percepciones). “No se puede conocer y estudiar la realidad de Honduras porque carece de datos, ante esta situación, la UNAH puede ayudar mucho”, enfatizó Martínez.

Entre las acciones que el país debe seguir para involucrarse con los ODS, la especialista indicó que se deben apoyar políticas públicas sostenibles y adoptar buenas prácticas, lo anterior ayudará a que Honduras despegue de la pobreza, desigualdad económica, violencia, falta de acceso a una educación inclusiva y la falta de oportunidades laborales.

En cuanto al papel de las universidades con los ODS, Martínez planteó que las instituciones de educación superior contribuyen en la investigación inter y transdisciplinar, innovan y brindan soluciones. Además, educan para el desarrollo sostenible, crean capacidades y cuentan con el conocimiento para movilizar e implicar a la juventud; asimismo, cuentan con enseñanza sobre gestión y gobernanza y liderazgo social.

“Las universidades son impulsoras de innovaciones locales y globales, por lo mismo, la UNAH es un buen lugar para impulsar este cambio”, enfatizó Martínez al culminar su presentación, donde estuvieron presentes funcionarios, docentes y personal administrativo de la Máxima Casa de Estudios, incluido Julio Raudales, vicerrector de Relaciones Internacionales, quien aseguró “incluir estos ODS en toda la planificación académica de la Alma Máter”.

Noticias relacionadas:

Comentarios