Imparten conferencia “Honduras y los plaguicidas” en el marco del primer Congreso de Toxicología Clínica

El dueño de la empresa debe proporcionar todo equipo de protección para un manejo adecuado de los plaguicidas.

Este día, en el marco del Primer Congreso Nacional e Internacional de Toxicología Clínica de Honduras-UNAH, se llevó a cabo la conferencia “Honduras y los plaguicidas” a cargo de la doctora Ángela Salgado, quien ahondó en el rol de plaguicidas y la extensa regulación que sigue Honduras para el control de estos.

De forma inicial explicó que Honduras es parte de una serie de convenios y tratados relacionados al tema de los plaguicidas. Los mercados tanto internos como externos demandan de forma creciente los alimentos que se generan de forma limpia, cumpliendo los requerimientos del siglo XXI sobre la inoculación de los alimentos. Ahora se trata de generar alimentos que sean limpios, puros y que no traigan consecuencias a la salud de las personas.

“Contamos con muchas innovaciones tecnológicas, una capacitación de gestión. Las industrias han desarrollado procesos y procedimientos para que obtengamos productos ambientalmente sostenibles. También es parte de la globalización de la economía y las exigencias de los consumidores. Se han establecido normas regulatorias que sirven de referente internacional, las cuales son cada vez van más exigentes en materia de protección de la salud de las personas y del medio ambiente”, explicó Ángela Salgado.

Actualmente, el espacio de libre comercio entre las naciones va enfocado en que se lleven acuerdos multilaterales, como los que establece la Agencia Química Internacional con los convenios de Rotterdam, de Estocolmo, o el Protocolo de Montreal. Estos convenios van coordinados con el Codex Alimentarius y las obligaciones contraídas en el marco de los acuerdos de la Organización Mundial del Comercio, sobre todo en las aplicaciones sanitarias y fitosanitarias. Ha aumentado el interés de normas y reglamentos alimentarios y ambientales para el fortalecimiento de las estructuras de control de los países con el fin de garantizar la inocuidad de los productos que se mueven a nivel nacional e internacional.

Asimismo, el comercio libre ha enfocado su atención en acciones relacionadas a la fabricación, la exportación e importación de los plaguicidas y en los productos alimentarios tratados con estos. Según la experta, el uso de los plaguicidas representa un beneficio económico y son de importancia para los países. Los agricultores emplean los plaguicidas para proteger el rendimiento y protección de los productos vegetales eliminando las plagas y organismos nocivos, reduciendo al mínimo la necesidad de la mano de obra.

Honduras y sus regulaciones

En cuanto a las importaciones y uso de los plaguicidas, Honduras ha llevado a cabo su intervención, como en la década de los noventa, con el tema de la sostenibilidad y el uso de plaguicidas para el control de plagas en mejora de la producción agrícola en el país. En Honduras no se pudo reflejar ningún estudio científico que diera a conocer la situación en la regulación de los plaguicidas y los cambios que se habían dado bajo la influencia de la modernización en el sector agrícola, aunque siempre se mantuvo la sostenibilidad.

De cara a los contaminantes persistentes, Honduras se suscribió el 17 de mayo de 2002 al convenio de Estocolmo y lo ratificó mediante el decreto 24 en diciembre de 2004, con el fin de proteger la salud de las personas y el medio ambiente de los efectos nocivos provocados por los plaguicidas.

Es de resaltar que Honduras cuenta con una extensa regulación en cuanto a los plaguicidas. En la Constitución de la República en el artículo 245 se reconoce el derecho a la protección de la salud, considerando que es deber de todos participar en la promoción y preservación de la salud personal y de la comunidad. El Estado debe ser el garante de la conservación del medio ambiente para la protección de la salud de las personas. El artículo 146 establece que el Estado, mediante sus dependencias y organismos constituidos, debe llevar a cabo la regulación supervisada en el control de productos alimenticios y químicos farmacéuticos. En el artículo 150 se establece que el Poder Ejecutivo fomentará los programas integrados para mejorar el estado nutricional de los hondureños.

Por otro lado, en el artículo 1 del Código de Salud se establece que la salud es considerada como un estado de bienestar integral, biológico, psicológico, social y ecológico. Es un derecho humano inalienable y corresponde al Estado, así como a todas las personas naturales o jurídicas, el fomento de su protección, recuperación y rehabilitación.

En el artículo 127 se establece que, en coordinación con las Secretarías de Recursos Naturales, Economía y Comercio, Trabajo y Previsión Social, Gobernación y Justicia, Defensa y Seguridad Pública, se reglamentará la importación, fabricación, almacenamiento, transporte, manejo, comercio y disposición de las sustancias peligrosas como plaguicidas, insecticidas, herbicidas, rodenticidas, explosión, corrosivos, radioactivos, sustancias inflamables y otros. El artículo 128 establece que todas las personas son responsables sobre los elementos relacionados al artículo 127, con daños penados por la ley.

En el Código de Trabajo se establece que todo patrono está obligado a suministrar y acondicionar locales y equipos de trabajo que garanticen la seguridad y la salud de los trabajadores. El dueño de la empresa debe proporcionar todo equipo de protección para un manejo adecuado de los plaguicidas.

En el artículo 395 del Código de Trabajo se establece que son labores, instalaciones o industrias insalubres las que por su naturaleza puedan originar condiciones capaces de amenazar o de dañar la salud de los trabajadores, debido a los materiales empleados, elaborados o desprendidos, o a los residuos sólidos, líquidos o gaseosos. Asimismo, son labores, instalaciones o industrias peligrosas las que dañan o puedan dañar de modo inmediato y grave la vida de los trabajadores, sea por su propia naturaleza o por los materiales empleados, elaborados, desprendidos o de deshechos (sólidos, líquidos o gaseosos), o por el almacenamiento de sustancias tóxicas, corrosivas, inflamables o explosivas.

“A raíz de muchos trabajos realizados a nivel de la Secretaría hemos preparado unas fichas epidemiológicas que utilizamos para la notificación de los casos de intoxicación por plaguicidas. Llevamos un registro en la Secretaría de Salud semanal, mensual y anual con todas las intoxicaciones en el país. El último recorrido que yo hice en el tema de las intoxicaciones en 2018 encontramos 97 casos. Tuvimos intoxicaciones accidentales, 35 que fueron intoxicaciones de intento suicida”, indicó la experta.

Es de señalar que Ángela Salgado cuenta con 30 años de ser médico. Tiene vasta experiencia en el manejo de la salud ocupacional y en el tema de recursos humanos. Si está interesado en ver la conferencia de la doctora Ángela Salgado, haga clic en el siguiente enlace https://fb.watch/2sD6acK9Oy/.

Noticias relacionadas:

Comentarios