Insecticidas orgánicos como alternativa para mitigar Aedes aegypti

El Colegio de Microbiólogos de Honduras, con el apoyo de la Escuela de Microbiología de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), transmitió el Simposio internacional “Actualizaciones de enfermedades tropicales trasmisión vectorial”, en el cual el Lic. Víctor Álvarez, de la Universidad Nacional de Costa Rica, expuso sobre su “estudio fitoquímico de los extractos alcohólicos de las plantas con posible actividad larvicida para el control del mosquito Aedes aegypti.

En la ponencia se explicó el estudio que, se realizó con el objetivo de evaluar doce extractos etanólicos de plantas con posible actividad larvicida contra Aedes aegypti y elucidar la estructura química de al menos dos compuestos (metabolitos secundarios mayoritarios) presentes, en al menos un extracto con la actividad larvicida mas elevada.

El mosquito Aedes aegypti, mejor conocido como zancudo, es un animal hematófago, pues se alimenta de sangre después de copular, para poder madurar los huevos en los cuales se encuentras sus crías. Es por ello que, al tener contacto con sangre, pueden adquirir enfermedades principalmente virales, como Dengue, Zika, Chikunguya, Fiebre amarilla y virus Marayo, convirtiéndose de esto modo en vectores de enfermedades potencialmente mortales.

 

Etapas de la vida del mosquito Aedes aegypti.

El zancudo inicia su ciclo de vida como huevos, que usualmente la hembra los deposita en lugares con acceso a humedad, para luego desarrollarse en sus 4 estados larvales, que van desde L1 hasta L4, hasta lograr convertirse en una pupa. En ese momento el zancudo termina su fase acuática y pasa a una etapa adulta, en la que desarrolla alas y puede transportarse largas distancias en busca de alimento, generando muchas picaduras en el camino.

Según Álvarez, para poder controlar de una manera efectiva los zancudos, debe atacarse directamente los criaderos, pues controlar los mosquitos en su etapa adulta es algo tarde y la mayor parte de los insecticidas sintéticos que normalmente se utilizan en las fumigaciones, suelen ser tóxicos. Es importante mencionar que el uso indiscriminado de estos insecticidas sintéticos puede desarrollar resistencia en este tipo de insectos.

En ese sentido Álvarez recomienda utilizar insecticidas orgánicos, debido a que los extractos de las plantas utilizados son: más seguros que los compuestos químicos utilizados en los insecticidas sintéticos; son absorbidos degradados naturalmente por suelo, el agua y diferentes organismos; minimizan la irrupción de ecosistemas; y tienen la posibilidad de mezcla con insecticidas sintéticos, induciendo de esta manera, múltiples mecanismos acción que disminuyen la resistencia del zancudo ante los insecticidas.

Álvarez detalló que la trasmisión de enfermedades vectoriales usualmente se dan países en vías de desarrollo, debido a que en muchos de los casos no existe un buen manejo de desechos solidos (botellas plásticas, llantas, contenedores de cualquier tipo, etcétera…), los cuales sirven como un criadero ideal para que, el zancudo hembra pueda depositar sus huevos y continúe el ciclo de vida de este insecto.

Metodología y resultados del estudio

Para el estudio se hizo una recolección de las diferentes plantas, se pusieron a secar para luego ser molidas y lograr de esta manera la extracción de los compuestos que se buscaban. Luego de ser procesados los extractos en disoluciones, se desarrollaron pruebas de evaluación larvicida. Para ellos se utilizo la cepa Rockefeller con larvas L3 y L4 de grupos homogéneos. Se prepararon muestras de las disoluciones de concentración conocida y se pusieron en contacto con las larvas, durante un periodo de las 24 horas, para luego realizar un conteo mortalidad.

De todas las plantas que se utilizaron para el estudio, la que mayor actividad larvicida mostro fue la Ipomoea cairica. Se descubrió que el extracto del tallo es altamente efectivo como larvicida con un 70% de mortalidad, una vez identificado esto, se realizó un exhaustivo análisis del compuesto, para encontrar la razón de su efectividad como larvicida.

Noticias relacionadas:

Comentarios