Presidente del IHF comparte su experiencia como jurado en concurso de fotografía documental organizado por la UNAH

Con la meta superada en desempeñar un trabajo de calidad, partiendo desde una perspectiva profesional, en la que se tomaron en cuenta criterios de evaluación muy exigentes y que requirió muchas horas de dedicación en el análisis de más 200 obras, se evidenció el alto compromiso del jurado del concurso de fotografía documental "Enalteciendo a la familia hondureña”.  

El evento, organizado por la Vicerrectoría de Orientación y Asuntos Estudiantiles (VOAE), contó con el apoyo del director de la Fototeca Nacional de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (FN-UNAH), Paúl Martínez, y el Instituto Hondureño de Fotografía (IHF), este último acudiendo al llamado de la académica para integrar el jurado calificador. https://www.facebook.com/Instituto-Hondure%C3%B1o-de-Fotogr%C3%A1fia-1909820075978380 

Roberto Flores Bermúdez, presidente y fundador del IHF, explicó que la evaluación estuvo a cargo de un equipo de destacados profesionales de la fotografía y que actualmente forman parte de la junta directiva del IHF: Aaron Mojica, Belkys Chávez, David Beyl y su persona, realizando un arduo trabajo y desarrollado en tiempo récord.  

Comentó que lo que más le agradó de esta experiencia fue contar con una amplia compatibilidad en los criterios de calificación entre cada uno de los miembros del jurado, donde en la mayoría de las veces coincidían en la manera de ver una imagen, utilizando los mejores criterios de evaluación, actuando de manera muy responsables, dedicándole el tiempo necesario, de manera minuciosa, a cada uno de los trabajos presentados por los jóvenes universitarios.  

“Fue una vivencia con mucha intensidad, de mucho trabajo porque queríamos hacer un buen trabajo con la UNAH, fue la primera vez que se nos invitó en participar como miembros de un jurado, buscamos hacerlo de la forma más objetiva con lo más profesional posible”, manifestó el presidente del IHF.  

Metodología de evaluación  

El jurado realizó todas sus reuniones de manera virtual para seleccionar los cinco primeros lugares e igual número de menciones honoríficas debido a la pandemia del COVID-19, que la metodología de evaluación utilizada en este concurso consistió, en primer lugar, realizar un filtro de aquellos participantes que sí cumplieron a cabalidad con cada una de las bases del concurso. https://presencia.unah.edu.hn/noticias/unah-premia-a-estudiantes-ganadores-de-concurso-de-fotografia-documental/ 

Dentro de las bases del concurso se mencionaron: presentar una sola fotografía en formato TIFF o JPG por autor, que la obra fuera una fotografía documental, vinculada al tema de las tradiciones familiares, que la imagen proyectara actividades propias de la cultura hondureña y en la que se destacara la sana convivencia, la promoción de los valores como la responsabilidad, honradez, solidaridad, etc.  

“Creo que el método que seguimos fue muy útil, porque tenía una metodología y criterios, había calificaciones que dar, funcionamos sobre la base de promedio para elegir los primeros lugares, que en gran parte convinieron. A pesar de la pandemia, a pesar de que no nos pudimos reunirnos propiamente, si logramos a obtener un resultado muy justo, muy atinado, en función a las participaciones de los jóvenes universitarios”, comentó Flores Bermúdez.  

Aspectos técnicos  

Sobre los aspectos técnicos, evaluados en cada una se las obras, y que superaron las primeras etapas del proceso de selección, se mencionó que el jurado calificador avanzó con el análisis relacionado al tema de la composición de las obras, la calidad de la iluminación de la imagen, el impacto visual, el mensaje que busca transmitir el universitario, entre otros.  

En ese sentido Flores Bermúdez detalló que este proceso de evaluación cada uno de los miembros de jurado trabajaron de manera individual, otorgar un puntaje a cada obra relacionada a cada una de las categorías antes mencionadas, y que seguidamente se realizó un consolidado de las evaluaciones.  

Sobre esta última parte, el presidente del IHF destacó que hubo una amplia coincidencia en las calificaciones otorgada por los cuatro miembros del jurado, que curiosamente se encontraron  

“Cuando se tienen la oportunidad de participar en un concurso como la persona debe fijarse muy bien en las bases del concurso, cuál es la orientación, que es lo que se persigue, leer detenidamente cada palabra de las bases, eso es muy importante. Inclusive en este caso en las bases se definió que es una fotografía documental muy diferente a la fotografía de reportaje, diferente al retrato, al paisaje urbano, al paisaje rural, hay muchas diferencias en ellas, entonces se debe comprender eso”, señaló.  

Amplió que en el caso del ganador del primer lugar del concurso “Enalteciendo a la familia hondureña”, el joven Cristhian Josué Sarmiento su obra “Nadie se queda atrás” es una fotografía que se muestra una profunda solidaridad de una familia que está saliendo del desastre ocurrido en la colonia La Planeta en la zona norte del país (paso de las tormentas Eta e Iota).   

Además, describió que se puede observar cómo esta familia viene caminando con el agua arriba de los tobillos, donde una de las mujeres viene chiniando un perro, y que todos estos elementos (responsabilidad, solidaridad, la familia hondureña buscando cómo salir adelante, el fotógrafo esta transmitiendo un mensaje fuerte, “sumamente poderos” y acorde a las bases del concurso de la VOAE.  

“Si bien es cierto, la fotografía pudo haber tenido un mejor recuadre, todo es perfectible indudablemente, pero el mensaje que envía era totalmente dedicado digamos a este tema, mi recomendación a los jóvenes es que, si bien se les pide una reflexión escrita sobre la esencia de la fotografía, que no piensen que la descripción va a sustituir la fotografía, puede existir una fotografía que tenga una explicación excepcional, muy bien lograda, pero si la propia fotografía no transmite el mensaje principal, de nada sirve, porque aquí se trata de la imagen en sí”, señaló el experto.  

Todo fotógrafo tiene la capacidad de producir algo artístico  

Continuó explicando que un tercer punto es que la fotografía hoy en día prolifera de una forma extraordinaria, cada uno tiene una forma de tomar una fotografía, es decir, bien sea con un celular, una Tablet o con una cámara de cualquier tipo, que la capacidad para poder registrar imágenes es extraordinaria, pero ¿cómo hace el fotógrafo para poder desatacarse sobre esta gran masificación de la fotografía? Expresó: “ahí lo importante es comprender, la fotografía tiene la capacidad parar ser artística, no toda fotografía es artística, pero todo fotógrafo tiene la capacidad de producir algo artístico”.  

Otras recomendaciones  

Otras de las recomendaciones para los estudiantes universitarios interesados en incursionar en el mundo de la fotografía, Flores Bermúdez dijo es que no necesariamente para hacer fotografías se requiere de una cámara de último modelo, sin embargo, lo que si importa es poder controlar la cámara para producir el efecto que uno desea: profundidad de campo, el juego de las luces, etc.  

“Así que, más allá de ser un instrumento para captar cualquier cosa, la cámara fotográfica debe administrarse para tratar expresar lo que uno ve, de poder hacer suyo lo que uno ve, con un poco de mayor esfuerzo, con mayor conciencia en relación que se tiene con el objeto de que está fotografiando. Recomiendo también unirse en grupo, fijarse sus propios temas, intercambiar comentarios, tomar cursos de fotografía, la participación en concursos como este, eso estimula muchísimo, ayuda mucho a la reflexión y a mejorar las imágenes que uno vaya a tomar”, indicó el director del IHF.  

Hoja de vida 

En el plano de la fotografía el director del Instituto Hondureño de Fotografía, Roberto Flores Bermúdez, le interesan los aspectos sociales del ser humano, el surrealismo urbano y la experimentación con imágenes. https://www.robertoflores-bermudez.com/ 

Cursó diversos estudios de fotografía en Bélgica, principalmente con la fotógrafa Vita June. Ha participado en exposiciones colectivas en Bruselas y en Tegucigalpa.  

Su trabajo fue seleccionado por el jurado de la V Bienal del Centro de Arte y Cultura de la UNAH en 2018, para exhibición.  

Roberto Flores Bermúdez es miembro fundador del Instituto Hondureño de Fotografía (IHF), siendo su actual presidente. 

También es miembro de otras fundaciones vinculadas con el patrimonio cultural del país y ha tenido una larga trayectoria como miembro del servicio diplomático de carrera de Honduras.  

Es abogado y notario de profesión, árbitro institucional y diplomático de carrera del servicio exterior de Honduras.  

Ha desempeñado cargos y funciones vinculadas con tribunales nacionales, regionales e internacionales.  

Ha estado relacionado con el proceso de integración centroamericana en varias dimensiones; ha participado en varios foros internacionales principalmente en el marco de las Naciones Unidas; y tiene experiencia en medios de solución pacífica de controversias.  

Como diplomático de carrera desde 1977, sus actividades diplomáticas han incluido puestos clave en la formulación de política exterior.  

Fue miembro del Grupo de Negociación del proceso de paz en Centroamérica.  

Contribuyó a la suscripción e implementación del cese de fuego, el retorno a la democracia y apoyo internacional para el desarrollo de la región.  

Ha sido jefe de Misión en Washington DC, Londres, Berlín, ante las Naciones Unidas en Nueva York y en Ginebra, así como ante la Unión Europea en Bruselas concurrente con os Estados del BENELUX, Nórdicos y Bálticos.  

En su condición de ministro de Relaciones Exteriores de Honduras (1999-2003), participó en la promoción de la cooperación internacional para el Plan de Reconstrucción y Transformación de Honduras.  

Como canciller también promovió la integración centroamericana, así como el avance de las delimitaciones marítimas de Honduras en el Mar Caribe con la suscripción del tratado Flores Bermúdez Osbourne con el Reino Unido.  

Ha sido agente de Honduras ante la Corte Internacional de Justicia con sede en la ciudad de La Haya, Holanda, en el Casco Concerniente a la Disputa Marítima y Territorial entre Nicaragua y Honduras en el Mar Caribe.  

Ha desempeñado funciones académicas como instructor de al Cátedra de Derecho Internacional Público, Universidad Nacional Autónoma de Honduras, y ha integrado la Facultad Adjunta de la School for International Service (SIS), de American University, Washington DC, en calidad de diplomático residente.  

También, ha disertado en varios institutos, universidades y organizaciones en Europa, Estado Unidos de América, Asia, y Centroamérica sobre temas relativos a la integración centroamericana; Derecho Internacional Público; desarrollo e inversión en Honduras, entre otros temas. Además, es miembro de varias instituciones jurídicas y culturales.  

Instituto Hondureño de Fotografía  

Sobre el Instituto Hondureño de Fotografía (IHF) se dio a conocer que es una asociación sin fines de lucro, conformada desde el año 2018 por un grupo de fotógrafos amigos, con el propósito de unificar esfuerzo y trabajar en equipo, para el intercambio de conocimientos y experiencias, constituido formalmente en el año de 2019 (personería jurídica). 

La junta directiva del IHF la integran los profesionales de la fotografía: Aaron Mojica; Belkys Chávez; César Ovidio Rubio; Manuel Torres Lanza; Onán Gutiérrez; como asesor de la junta directiva David Beyl, norteamericano radicado en Honduras desde hace muchos años; en el órgano fiscal los jóvenes: Elie Sauceda; Fernando Padilla y Javier Rodríguez. Además, se explicó que otro de los fundadores del IHF es el fotógrafo Elio Flores.  

Dentro de los objetivos generales del instituto se mencionó tiene como propósito el de promover la cultura y la identidad nacional de Honduras por medio de la fotografía y en un futuro próximo en la producción de videos. En cuanto a sus objetivos específicos está: el documentar los aspectos humanos, los aspectos individuales y comunitarios de la sociedad y de la vida hondureña, con la mayor calidad mediante la fotografía y sus técnicas.  

Asimismo, el de promover el aprendizaje y la experimentación de los miembros del IHF, realizar exposiciones, publicaciones, como la presentación de los resultados obtenidos por los trabajos de cada uno de los integrantes del IHF. Por otra parte, establecer nexos de cooperación con otras asociaciones e instituciones entre ellas la Máxima Casa de Estudios del País.  

“Hemos trabajado con el Centro de Arte y Cultura (CAC-UNAH), hemos hecho algunas exposiciones allí, aportando nuestros esfuerzos para la promoción de la cultura y de la identidad nacional, este fue el marco en el cual nosotros nos identificamos y la razón por la cual nos seleccionaron para el concurso Enalteciendo a la familia hondureña. Actualmente estamos un poco apartados de la actividad debido a la pandemia, sin embargo, contamos con la idea de publicar algunos libros más adelante, por el momento estamos sujetos a estas condiciones que nos impone la realidad nacional”, compartió Flores Bermúdez.  

Noticias relacionadas:

Comentarios