ESTUDIANTES DEL ITS-TELA, DE LA OBSERVACIÓN DE LA VIOLENCIA A LA ACCIÓN POR LA CONVIVENCIA

13 de Diciembre del 2015

Para los estudiantes del espacio de aprendizaje de Comportamiento Humano del Instituto Tecnológico Superior de Tela (ITS-Tela) entender la conducta del ser humano ha requerido ir más allá del programa de clase, de la revisión bibliográfica y de la navegación en la web. Convencidos de que la labor académica va más allá del conocimiento de la realidad y que su responsabilidad más profunda es transformarla, los estudiantes de este espacio de aprendizaje  se decidieron a hacer una contribución a la comunidad en la que están inmersos. Para ellos la realidad del ser humano es aquello que observan y viven en persona, en su familia y en su comunidad.

Cifras

En el año 2014 la tasa de homicidios a nivel nacional fue de 68 por cada cien mil habitantes (pccmh); el departamento de Atlántida  registró una tasa de 89.1, es decir  21 puntos por arriba de la tasa nacional y actualmente es el cuarto departamento con mayor incidencia de homicidios.

Según el nivel de violencia en el país por tasa de homicidios, Tela ocupa el puesto 75 de los 298 municipios y el 17 según el número de homicidios.

No se trata sólo de estadísticas, a diario este fenómeno trasciende el impacto mediático en los noticieros y adquiere rostros cercanos que tejen historias de las cuales los universitarios del ITS-Tela e personas cercanas a ellos son parte.

Bajo esta perspectiva, el espacio de aprendizaje de comportamiento humano se decidió a apoyar el proyecto del Observatorio Local de la Violencia de Tela, involucrándose en el proceso de formación de líderes juveniles, mujeres, niños y niñas de las colonias Grant y 15 de Septiembre de ese municipio.

Es en este entorno concreto donde dónde el estudio del Comportamiento Humano requiere dar explicación y respuesta. Si bien la tarea es gigantesca y el estudiante se percibe como el pequeño David frente al gigante Goliat, es llamativo percibir el optimismo y estímulo que genera para los estudiantes saberse parte de la solución y capaces de realizar una contribución significativa.

Las comunidades seleccionadas, frecuentemente estigmatizadas por el tema de la violencia, recibieron con entusiasmo los talleres de Motivación, Liderazgo y Comunicación, una experiencia que confirma que en las situaciones más difíciles es cuando el ser humano puede también expresar sus más nobles sentimientos de generosidad y solidaridad.

Los talleres consistieron en ejercicios dinámicos y prácticos que ayudaban a superar la timidez y a motivar tanto a los participantes como a los estudiantes instructores. 


Galería de Imágenes



Noticias Relacionadas