LA HISTORIA EN PAPELILLOS DE 30 X 40 MILÍMETROS

26 de Septiembre del 2014

Don Carlos García ha procurado que el legado de su colección de estampillas “Arte y artistas de la Toscana” sea un legado de familia, pero todavía no hay quien desee continuar con su ahínco. Su pasión surgió en Italia cuando viviendo en Florencia, estudiaba su carrera universitaria. “A diferencia de aquí, allá había como seis clubes de filatelia en ese entonces. Así que un fin de semana iba a dos, el siguiente a otros dos, y así… hasta que encontré el que a mí me gustaba”, explica.

Aunque inició coleccionando toda estampilla que cayera en sus manos, con el tiempo se dio cuenta que sería imposible seguir ese rumbo. “Como vivía en Florencia, decidí encaminarme por los artistas y el arte de la región en que estaba, la Toscana. Así empecé a buscar pinturas o detalles relacionadas con artistas de la zona”.

Hoy, García vive de nuevo en Honduras, pero las amistades forjadas por su colección y tertulias le apoyan enviándole por correo postal todo lo relacionado con su colección.

20140907 XVI Expo Filatelica 04

Uno de los marcos de la colección "Arte y artistas de la Toscana".

Un vuelo por la historia
La colección de Mauricio Mejía es muy diferente a la de García. La de este último sobresale por los detalles y el colorido de sus elementos, en cambio la de Mejía es rica en datos históricos sobre la aviación en el país. De ahí que el título de su colección sea “Vuelos relevantes desde y hacia Honduras”.

Cuando logró un muestrario digno para exhibir tenía tres marcos -cada marco recopila doce hojas-; hoy tiene cinco. La diferencia entre coleccionar estampillas y tener una colección para exhibir está en la especificidad de la misma y la investigación alrededor de ella.

Para Mejía, por ejemplo, mientras realizaba sus estudios de Química y Farmacia podía aprovechar ciertos ratos libres para averiguar sobre los primeros vuelos desde y hacia Honduras en la hemeroteca del sistema bibliotecario de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

20140926 EXFILHON 02

Mientras estudiaba Química y Farmacia, Mauricio Mejía investigaba sobre los primeros vuelos desde y hacia Honduras.

El que quiere, puede
Tanto Mejía como García son parte de la Federación Filatélica de la República de Honduras. Con un trabajo casi silencioso, los filatelistas se mantienen desarrollando sus colecciones según los temas de su preferencia.

No cuentan con una sede oficial, pero sin presupuesto se reúnen en diferentes espacios. Sus investigaciones sobre los sellos postales, estampillas, timbres y correspondencia reflejan aquello que los gobiernos intentan resaltar de su país y gestión hacia el exterior por medio del correo postal.

Con actividades como esta exposición, una bienal filatélica, las personas presentan su pasión a la sociedad hondureña y, desde el CAC-UNAH, a un público valioso.


Galería de Imágenes



Noticias Relacionadas