OTRO DÍA EN LA HEMEROTECA. Episodio 9.

9 de Enero del 2014

En la Hemeroteca todo ha sucedido ya, una radiografía del mundo descansa silenciosamente y hoy conocerás una pieza más de ese gran rompecabezas llamado Historia. Nuestra ecuación del tiempo nos remonta a 1970, en un día como hoy...

 

 

Capítulo 1.

9 de enero foto1

“Se efectuaron, en el auditorio de la Ciudad Universitaria, los actos de inauguración del año académico 1970 ”. El entonces rector, Cecilio Zelaya Lozano, decía ante la pregunta “¿Qué deben esperar los jóvenes hondureños que se matriculan en la Universidad de las autoridades que la rigen?”:

“Las autoridades universitarias tienen el deber de colocarse al nivel de las tareas que hay que acometer como de los principios que proclama el Alma Máter. Deben perfeccionar de manera constante, los mecanismos administrativos y docentes sin perder de vista las metas que se deben alcanzar. Pero los estudiantes deben responder al mismo tiempo con su sentido de responsabilidad y su dedicación al estudio, a los esfuerzos realizados por la Universidad para hacer de ellos profesionales en su sentido más auténtico, capacitados y sensibles a los problemas de nuestro pueblo y de nuestro tiempo”

Cecilio Zelaya Lozano fue director del Registro Nacional de las Personas (RNP), decano de la facultad de Ciencias Económicas y rector de la UNAH. El Centro de Documentación del RNP lleva su nombre.

Siempre manejó la visión de que el RNP debía ser un ente independiente, con un enfoque de servicios que privilegiara a la población en sus derechos a un nombre y a una nacionalidad; separado de la función electoral.

 

Capítulo 2.

9 de enero foto2

“Cien años de soledad” es una novela escrita por el colombiano y premio nóbel de literatura, Gabriel García Márquez y publicada por primera vez en 1967. Es considera una de las obras más importantes de la literatura hispanoamericana y universal.

La edición del diario hondureño “El Día” del 8 de enero de 1970, publicó un ensayo titulado “¿Existe Macondo?” del escritor, historiador y político colombiano German Arciniegas.

“No hay en Colombia ciudad más ciudad que Macondo. Negar su existencia es negar la luz del sol. Eso sí: no se sabe dónde está. En el atlas de Colombia no aparece. En fundación me dice Franco Acuña: - “Macondo existía: era un caserío y desapareció”. En Santa Marta me ha dicho una señora: - “Macondo es un río delicioso que pasa por nuestra finca: de niños nos bañábamos en sus aguas purísimas, y uno de los potreros se llamaba Macondo. Por cierto un mayordomo que tuvimos era medio hermano de García Márquez”. William Fadul escribe: - “El Macondo es un juego de azar que se encuentra en casi todas las fiestas patronales de los pueblos de la costa norte colombiana, ubicado siempre entre las fritangas de carimañolas y de arepas de huevo, al lado de la rueda del fandango”...”

Años después, el mismo García Márquez propondría al menos cuatro versiones sobre el significado de “Macondo”, algunas de ellas coincidentes con las descritas en la investigación de German Arciniegas.

 

Capítulo 3.

9 de enero foto3

Cuando vemos hacia atrás y hacemos un análisis crítico de la publicidad de la época, nos encontramos con ejemplos atípicos que rompen todos los estándares mercadológicos modernos.

No habían colores ni llenaban toda una página, para 1970 muchos eran dibujos hechos a mano, fotomontajes utilizando técnicas complejas, o una combinación de ambas. Aunque el milagro de la imprenta y la máquina de escribir vivían sus mejores días, la era de las computadoras las remplazaría años más tarde.

Hemos decidido cerrar este episodio con el anuncio titulado “EL MEJOR ANUNCIO”, que en un día como hoy, 9 de enero, pero de 1970, publicaría un diario local para hacernos reír 44 años después.

 

 

 



Noticias Relacionadas