Estudiante de la UNAH escaló dos de las cumbres más altas de México

11 de Marzo del 2018

Por Edgardo Mancía

Fotos por: Marlon Romero

El estudiante de Ingeniería Eléctrica, Marlon Romero de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), y miembro del Club Universitario de Escala y Montañismo (CUEM), realizó un viaje junto a la Federación Hondureña de Deportes de Montaña y Escala (Fehdme) a las cumbres de Orizaba e Iztaccihuatl, ubicadas en el centro de México.

Marlon Romero es un estudiante que tiene como pasatiempo el deporte de montañismo, por el cual decidió vivir una aventura inolvidable: escalar una de las cumbres más visitadas del mundo en el montañismo. Él fue el único representante del CUEM y los otros cuatro eran del Fehdme.

El objetivo principal era el Citlaltépetl, conocido como Pico de Orizaba, con una altura de 5,730 metros. Es un volcán inactivo y el tercer más alto de Norteamérica y está ubicado entre los estados de Puebla y Veracruz.

Orizaba En la cumbre del Pico de Orizaba, uno de los más altos de Norteamérica. 

 En su trayecto también se encontraba el tercer volcán más grande de México, con 5,286 metros; el Iztaccihuatl, también llamado "mujer dormida", ya que sus cumbres reflejan la silueta de la mujer cuando duerme. 

iztaccithual 

Cumbre Iztaccihuatl, sitio visitado por Marlon Romero.

Romero le cuenta a Presencia Universitaria que el viaje lo realizaron del 24 de febrero al 5 de marzo, pero explica que previo a realizar la ruta, dos semanas antes, tuvo que dirigirse a Guatemala para experimentar un proceso de adaptación. “Tuve la oportunidad de estar en Guatemala previendo que iba a ser la primera vez en estar arriba de los 5,000 metros sobre el nivel de mar. Hice un trabajo de climatización de ir al volcán Acatenango, que queda en el centro de Guatemala; es el volcán donde la mayoría de los guatemaltecos prueban su equipo de alta montaña, son 3,800 metros.

146fc764 30de 4cc6 8f81 7277e84a6f92

Un detalle que recuerda el estudiante con bastante asombro es que la temperatura en el volcán Acatenango en la noche llegaba a 2 grados.

Viaje

“Regresé a Honduras para preparar el equipo, el 24 de febrero salimos de San Pedro Sula rumbo al Pico de Orizaba, al llegar a la ciudad de México nos recibió el club de montañismo Chimalhuacán.

Romero recuerda que al momento de comenzar el viaje rumbo a la cumbre del Pico de Orizaba cada quien llevaba 7 litros de agua en su mochila para 3 días, ya que eso tenían contemplado. La primera parada fue en el refugio que se encuentra en la mitad del camino en Orizaba, que está a 4,400 metros sobre el nivel del mar.

12bb9f5d 6e26 40c4 af13 f090d53ee60e 

“Hay personas que alquilan carros 4x4 y al llegar a la cima su cuerpo recibe un gran impacto, y empiezan los mareos y dolores de cabeza. Pero nosotros lo hicimos a pie y fuimos haciéndolo gradualmente, inclusive un compañero durante la noche estuvo vomitando.

Romero junto a su equipo llegaron al refugio a las 8:00 de la noche y luego de cenar decidieron descansar a las 9:00 de la noche, ya que su salida para el punto más alto del Orizaba iniciaba a la 1:00 de la madrugada. A las 8:30 de la mañana llegaron al punto donde comienza el glaciar, que se contempla como una segunda parada antes de llegar a la cumbre.

“Miramos que teníamos suficientemente tiempo para hacer cumbre, no teníamos programado hacerlo, pero teníamos buen clima y miramos que teníamos buena hora para hacer cumbre, porque entre las 11:00 de la mañana y 12:00 meridiano ya no se puede porque las condiciones comienzan a cambiar, la temperatura comienza a bajar, ya que se nubla y hay poca visibilidad.

Estando en la superficie, comenta que solo estuvieron de 10 a 15 minutos, “solo nos tomamos la foto” y agregó con una risa: “En la montaña se dice: si no hay foto, no hay cumbre”.

c2452534 8035 4a95 82fb f125176bbc1a

El equipo llegó a la cumbre a las 12:30 PM y según Marlon, se recomienda solo hacer cumbre (llegar a la cima) y luego comenzar a bajar para contrarrestar los efectos de la altura. “No es recomendable estar tanto tiempo arriba, nunca nos hubiéramos imaginado que bajar iba a ser más difícil, bajar el glaciar es un mundo totalmente diferente”.

Expresa con disgusto que les tomó más tiempo bajar que subir el glaciar, ya que comenzaron a descender a la 1:00 de la tarde y llegaron a las 6:00 de la tarde, donde comienza el glaciar. Y al refugio lograron llegar a las 10:00 de la noche.

 “El esfuerzo que hicimos fue extremo, porque prácticamente subimos la montaña de inicio a fin en un solo día, no como lo teníamos previsto, que sería en dos días”.

Iztaccihtual

La siguiente aventura fue el Iztaccihtual, para comenzar ese viaje tuvieron que descansar dos días, a pesar que tiene una diferencia de 500 metros, el estudiante exclama que cada metro cuenta. “El clima es parecido, pero la montaña es totalmente diferente.

“Un volcán por medio de erupciones formó cuatro cumbres, desde el cielo se puede apreciar, porque formó una mujer acostada.

Un detalle que recuerda Marlon es que el clima varía bastante en Iztaccihtual, a diferencia del Pico Orizaba, y explica que algunas personas no pueden realizar la actividad de la cumbre por la nieve.

 29669136 9aae 40f8 8a56 3bce020a0d2d

Recomendaciones en la alimentación.

“Lo que se recomienda antes de hacer este tipo de prácticas es consumir carbohidratos simples, porque son los que el cuerpo convierte más rápido en energía y durante las comidas que realizamos en la montaña, tienen que tener una carga energética bien fuerte.

Continuó: “Normalmente tiene que ser un carbohidrato fuerte, con una proteína, pero no tiene que tener nada de grasa”.

A mí normalmente me ha funcionado bastante en la montaña, son los tamales, de hecho los compartí con los mexicanos y les encantó”.

Primer hondureño en subir el Izaccihtual.

El estudiante de la UNAH expresó con alegría que después de realizar algunas averiguaciones con la federación y con las personas que habitan el pueblo de Amecameca, él fue el primer hondureño en llegar a la cumbre de Iztaccihtual, ya que llegó 30 minutos antes que sus otros compañeros.

“En el pico de Orizaba fuimos los primeros hondureños en escalar la cara norte, porque los hondureños que habían realizado cumbre, que de hecho fueron cuatro, lo habían hecho por la cara sur y la cara norte; la que nosotros subimos es la más peligrosa y difícil. En la parte norte se encuentra el glaciar y se requiere un equipo especial”.

Marlon Romero, al finalizar la entrevista con Presencia Universitaria, le mandó un mensaje a todas aquellas personas que están por iniciar esta actividad del montañismo.

 “El montañismo es un deporte muy bonito, es para la gente que le gusta estar al aire libre, que le gusta disfrutar los paisajes y para los que van a iniciar el montañismo, los paisajes que logramos ver, creo que es el premio que realmente nos llevamos al subir esas cumbres. Lograr ver esa magnitud de la creación es sorprendente”.

0be05491 8e31 4c01 a912 145b6bc64e2d

 

 



Noticias Relacionadas