2014: EL RESULTADO DE LA GOBERNABILIDAD DEL HEU

3 de Marzo del 2015

Un editorial resulta insuficiente para plasmar todos los avances que el Hospital Escuela Universitario (HEU) tuvo el año pasado. No obstante, el lector y los tomadores de decisión, quienes son también posibles pacientes del principal centro asistencial del país, confirmarán el dinamismo y la reingeniería que experimenta el HEU con la administración y dirección de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

De julio del 2012 a marzo del 2015, 33 meses transcurrieron desde el convenio firmado por el Presidente Porfirio Lobo Sosa y la Rectora Julieta Castellanos, con el cual la UNAH retomó la dirección del HEU. Ese tiempo se percibe corto si se toman en cuenta las condiciones con las que la Universidad recibió el Hospital -como un doctor atendiendo a un enfermo crónico-, pero es suficiente para confirmar que aquella decisión fue pertinente para la salud pública de Honduras.

El 2014 representó apenas el segundo año completo bajo la dirección de esta administración. Como ocurrió con la UNAH cuando la Rectora Castellanos inició su gestión, el primer año de la nueva dirección del HEU orientó sus esfuerzos en la recuperación de la gobernabilidad del Hospital y en su reestructuración institucional, la que año con año se había deteriorado.

Podría decirse que el año pasado reflejó la primera cosecha de los frutos de esa recuperación de la gobernabilidad; ya que el funcionamiento, la asistencia médica -en todas sus áreas operativas-, se cumplió sin interrupciones durante los 365 días del 2014, lo que generó un incremento en la calidad, cantidad y pertinencia de las atenciones con relación al 2013.

Que el rendimiento hospitalario mostrara un aumento es también el resultado del nuevo «pacto ético y profesional» que existe entre las autoridades del HEU con los empleados, acreedores y proveedores.

El balance es positivo. Por un lado se incrementaron las consultas externas, las atenciones en la Emergencia, los partos atendidos, la cantidad y calidad de la rehabilitación física de los pacientes, las hospitalizaciones, las vacunas aplicadas, las cirugías realizadas, el trabajo social, entre otras actividades. Y en contraste, se redujo la mortalidad materna y neonatal, solo por citar dos casos.

En el HEU se prestan servicios de salud a la ciudadanía, pero también es un establecimiento en el que los estudiantes de las carreras de las Ciencias Médicas, pueden realizar su formación académica y realizar investigación científica, la que aumenta significativamente año con año.

Todo esto se realizó a pesar que el Congreso Nacional le otorgó al HEU un presupuesto menor al del 2013, que no fue ni por cerca el ideal. Ante esto cabe preguntarse, ¿cómo es posible que incluso con menos fondos se avance tanto? ¿Cuánto más se haría con mayor presupuesto?

Además, la confianza demostrada por la cooperación internacional y la empresa privada a la actual administración refleja la transparencia y la planeación estratégica de la gestión interna del Hospital.

El 2014 fue importante para el cumplimiento de la misión y visión del HEU. Con la actual gestión la realidad se acerca paso a paso a los ideales propuestos: que el Hospital sea el centro asistencial líder en la prestación de servicios de salud especializados, que se coloque a la vanguardia del desarrollo del talento humano de alta competitividad, dentro de un ambiente colaborativo y de integralidad.

El simple hecho de la publicación de la edición de Presencia Universitaria (próxima a publicarse) es también una prueba de los avances en la planeación, evaluación y comunicación de la gestión del HEU, evidenciando el compromiso en los mecanismos de monitoreo, el control, captación y levantamiento de la información en el Hospital, vitales para su reingeniería.

Que la actual administración del HEU promueva la difusión a detalle del proceso de su gestión, demuestra su transparencia, el cumplimiento de las normas y un compromiso con la ciudadanía. En un mediano plazo, no serán los medios ni las propias autoridades las que difundirán estos cambios, sino los mismos pacientes que día a día se ven beneficiados. Mientras tanto, los proyectos, retos y metas del año 2015 ya están planteados y en ejecución.  



Noticias Relacionadas