BREVE HISTORIA DE LA ESCUELA DE ARQUITECTURA EN LA UNAH

5 de Mayo del 2015

La Escuela de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), celebra su 33 aniversario, con la Semana de Arquitectura 2015,  denominada  “Investigación y Sostenibilidad”.

El encuentro se le dedica al arquitecto Enrique Villars, uno de los fundadores y quien fungió como jefe del departamento desde 1992 hasta 1998.

La celebración comenzó en el Auditorio Jesús Aguilar Paz de la Facultad de Ciencias Químicas y Farmacia con una serie de conferencias de expositores nacionales e internacionales, ahondando temas como arquitectura sostenible y metodologías de la investigación para esta área.

El día miércoles 6 de mayo los estudiantes tendrán una exposición de proyectos y maquetas de arquitectura elaborados por los estudiantes de esa carrera, en la Plaza de las Cuatro Culturas de 8:00 am a 4:00 pm.

Surgimiento de la Escuela de Arquitectura

Para saber el origen de la Escuela de Arquitectura de la UNAH, habrá que remontarse a los años 70.

En aquella época los arquitectos hondureños se graduaban de universidades extranjeras, básicamente en México, Brasil y Estados Unidos, en orden de mayor influencia.

Honduras, con una población predominante rural, comenzó a tener un fuerte proceso de urbanización y concentración en sus principales centros urbanos: Tegucigalpa y San Pedro Sula. Por ende, el país presentó una necesidad muy grande y creciente de diseño, construcción y planificación de espacios habitables.

El profesional universitario para resolver este problema era y es el arquitecto. La carencia de una escuela de Arquitectura, hasta los años 80, cuando comienzan las universidades José Cecilio del Valle, en Tegucigalpa, y la Universidad de San Pedro Sula, orillaban a la mayoría de los  arquitectos a estudiar al extranjero. Esto motivó  al Colegio de Arquitectos de Honduras hacer las gestiones ante las autoridades de la UNAH para que se creara la carrera de arquitectura.

Génesis

En 1980, siendo Rector el Dr. Juan Alméndarez, la UNAH nombró al arquitecto José Roberto Molina para que organizara un estudio de factibilidad para crear una Facultad de Arquitectura en la UNAH. También se convocó al Colegio de Arquitectos de Honduras (C.A.H.) recientemente conformado, para que colaborara en este trabajo.

Se organizaron una serie de talleres, con la participación de arquitectos centroamericanos para estudiar las diversas propuestas. Al finalizarlo, la responsabilidad de elaborar el plan administrativo y académico de la futura escuela fue delegada en el arquitecto Molina. Para ello, se hizo un análisis que justificó la organización de la Escuela de Arquitectura. La mayoría de los posibles catedráticos tenían una formación de la llamada Arquitectura generalista, que cubre los campos del diseño y la construcción.

La pregunta modular fue: ¿Qué perfil era el conveniente para el mercado en el que iba a competir el profesional egresado? La Escuela debía prepararlo para competir. También considerar las condiciones del mercado.

No existía en Honduras una formación especializada, ya que no había sido estrictamente necesaria hasta ese momento. Además de considerar la posible transferencia de profesionales en el ámbito centroamericano, se buscaba que el egresado de esta Escuela no tuviera limitaciones para desenvolverse dentro de la región.

Primeros pasos

Entre los años 80 y 81, ninguna de las facultades de la UNAH contaba con edificio propio, por lo que el 15 de marzo de 1982  arrancó la labor docente de la Escuela de Arquitectura, en el mismo edificio en que se desarrollaba la carrera de Ingeniería Civil.

La escuela comenzó y sigue siendo una dependencia de la Rectoría. Por razones de política y de identidad no se organizó bajo la unidad académica de “facultad”, sino que se creó con una independencia de “carrera”. Es por ello que el director de la Escuela se denominaba Jefe de departamento, y no decano.

Primeros docentes y promociones

Los arquitectos que iniciaron la labor administrativa de la Escuela, junto al Arquitecto Molina, fueron Francisco Pinto, y Enrique Villars, quien fungió como jefe del Departamento desde 1992 hasta 1998.

Entre los profesionales que formaron el primer cuerpo docente estaban los arquitectos Roberto Vargas, Manuel Amaya y francisco Morales, a tiempo completo. Y un selecto grupo de catedráticos, entre ellos Carlos Pineda Cobos, Rodolfo Zepeda, Juan José Pino, Francisco Rodríguez, Matilde Paz, Leo García Casanova, Narzy Simón y Enrique Bermúdez. También colaboraron los ingenieros Alex Bendeck, Renán Rivera y Gilberto Chavarría.

La escuela comenzó con 52 estudiantes. En diciembre de 1987 egresaron los primeros arquitectos de la UNAH, siendo la primera graduación en octubre de 1988, en la cual egresaron las arquitectas Rosa María Mejía y Rosamalia Ordoñez.

La Escuela de Arquitectura en el umbral del siglo XX

En septiembre de 1988 llegó a la dirección de la Escuela el arquitecto Ricardo Zavala. Para ese entonces la carrera había tenido un constante crecimiento, en la cual cursaban más de 500 estudiantes.

En el año 1993, por orden del Consejo Universitario, se eliminó el trabajo de tesis de la escuela de arquitectura, en su lugar se oficializó la Práctica Profesional Supervisada, y la elaboración de la respectiva “Monografía” como reporte.

En la escuela se buscó llenar este vacío académico a través del refuerzo y exigencia en algunas de las materias finales, pero no se dejó de insistir dentro del marco académico de la UNAH la necesidad de volver a la tesis. Por lo que el 25 de febrero de 2000 se oficializó en la universidad el regreso de la práctica de investigación de la tesis, desde los egresados en el año 98.

También cabe destacar en la administración de la escuela, el plan de tutoría. En 1993 el proceso de matrícula fue centralizado por la oficina de registro, lo que dificultó el seguimiento de cada alumno  inscrito en la carrera, por ello, desde 1999 se volvió a implementar el sistema anterior.

Además se ha llevado con continuidad la llamada jornada de inducción, como un medio de definir y afianzar la aptitud vocacional en los alumnos de primer ingreso.

 

 



Noticias Relacionadas