EXPONEN LOS APORTES HISTORIOGRÁFICOS DE LONGINO BECERRA, MARIO ARGUETA, GUILLERMO MOLINA CHOCANO Y MARIO POSAS

17 de Noviembre del 2015

En el último día del V Encuentro Nacional de Historiadores e Historiadoras Virgilio Maradiaga, el director de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales en Honduras (Flacso Honduras), Rolando Sierra Fonseca, ofreció la conferencia Aportes a la historiografía hondureña de Guillermo Molina Chocano, Mario Posas, Longino Becerra y Mario Argueta, que enmarcó el reconocimiento otorgado a estos académicos por sus aportes a la construcción de la historia hondureña.

"Cada uno, desde su formación y quehacer profesional e intelectual, ha hecho aportes significativos y, en algunos casos, paradigmáticos en el estudio de la historia de Honduras, ya sea introduciendo nuevas teorías o enfoques para el análisis histórico, abriendo nuevas líneas temáticas de investigación o rescatando nuevas fuentes de documentación histórica con publicaciones, en muchos casos, pioneras dentro de la bibliografía nacional", explicó Sierra.

"Los aportes de cada uno de estos autores han servido a la revisión conceptual y metodológica de la historiografía hondureña, pero es necesario reseñar y destacar que analizan la complejidad del pasado y obligan a recuperar sus estudios sobre todo en los aspectos metodológicos y epistemológicos". El director de Flacso Honduras presentó los aportes de estos cuatro cientistas sociales por áreas temáticas y publicaciones, de los que Presencia Universitaria recupera el primer elemento.

Longino Becerra logró conjugar cuatro dimensiones importantes en el proceso intelectual: educador, periodista, estudioso de la realidad nacional y la del pensador político. Sus estudios se orientaron a tres grandes áreas: América Latina, reflexión sobre la ética y política, y desarrollo sociohistórico sobre Honduras. En esta última, los estudios sobre Honduras, para Fonseca destaca el trabajo de, quizá, mayor difusión de Becerra, Evolución Histórica de Honduras, de corte más analítico; pero también se enfoca en los problemas sociales; el legado de pensadores en la historia del país (por ejemplo, los aportes que, durante la Ilustración, permitieron repensar los fundamentos de Honduras como nación); y en el trabajo que hicieron algunos hondureños en las artes.

Mario Argueta supo cultivar el oficio de historiador por medio de una metodología de trabajo orientada a la labor investigativa y de producción bibliográfica en torno a tres ejes de trabajo: el instrumental, de orientación bibliográfica y el analítico. Sus aportes son importantes para la historiografía social de Honduras y entre ellos se encuentran los estudios sistemáticos de los movimientos sociales y de los trabajadores y obreros, así como la presencia germana en el país y sus períodos de crisis. De la historia social y política, ha pasado a la historia institucional con la publicación Pasado y presente de la Secretaría de Gobernación y Justicia, de 1998, siendo un trabajo pionero dentro de la historiografía hondureña.

Guillermo Molina Chocano fue uno de los pioneros hondureños en realizar estudios formales desde la sociología y jugó un papel muy importante en la institucionalización, enseñanza e investigación de la sociología y de las ciencias sociales, tanto de la región centroamericana como en Honduras. Introdujo la teoría de la dependencia en el análisis sociológico e histórico, y pasó del ensayo social a una sociología científica y académica. Se convirtió en un referente de la sociología centroamericana y hondureña.
En la obra de Molina Chocano se encuentra un cambio paradigmático en los estudios historiográficos sobre Honduras. Fue el primero en analizar el pasado más allá de una perspectiva política al enfocarse en las estructuras económicas, sociales y demográficas desde una perspectiva teórica como la independentista superando el positivismo y el marxismo de las generaciones anteriores.

Mario Posas vino a especializarse en el campo propiamente de la historia social de Honduras. Ha ido estructurando una historia social de Honduras en la medida que en sus estudios se preocupa de la historia de las estructuras, los procesos y las acciones sociales, del desarrollo de las clases, estratos y grupos, de sus movimientos y cooperaciones. En su aporte bibliográfico se observa el estudio de aspectos como la historia de los movimientos obrero y sindical. Añadió estudios con una visión más panorámica sobre el origen y evolución de organizaciones campesinas en Honduras, así como los aportes en historia local.


 

*Para una referencia más profunda de la conferencia de Sierra Fonseca, este medio sugiere a los lectores hacer la solicitud al correo electrónico flacso.hn@gmail.com.



Noticias Relacionadas