OTORGAN RECONOCIMIENTO A LAS PIONERAS DE LA AVIACIÓN CIVIL EN HONDURAS

17 de Septiembre del 2014

Lesbia Ponce y Elena Mondragón,  directora y primera egresada de la Escuela de Aviación Civil en Honduras de manera respectiva,  fueron las pioneras en pilotear los cielos hondureños. 

El 12 de septiembre la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH)  a través de la facultad de Ciencias Espaciales (FACES) y en conjunto con la Fundación Museo del Aire, otorgaron un reconocimiento por su contribución al desarrollo de la aviación civil en Honduras en la década de los 60.

La decana de FACES, María Cristina Pineda, manifestó que el hecho de ser mujeres y haber incursionado implicó un reto mayor en esa época y que este reconocimiento es importante porque “se contrae la historia, los esfuerzos que se dieron en el pasado con los esfuerzos que se están haciendo ahora en la aviación”.

Actualmente el país cuenta con escuelas de aviación como Club de Honduras, Cardenal Oscar Andrés Rodríguez en San Pedro Sula y también la Asociación del Desarrollo Educativo Aeronáutico (ADAE).

Lesbia Ponce

De 1960 a 1966 la bachiller y secretaria bilingüe, Lesbia Ponce, dirigió la Escuela de Aviación Civil Toncontín, la primera que tuvo el país y durante ese período se graduaron al menos 42 pilotos entre ellos comerciales, privados,  de aviación agrícola e instructores de vuelo.

Su incursión en esta área fue porque su esposo Raúl Madrid era piloto graduado en México con licencia comercial  y no encontró trabajo en Honduras, la oportunidad surge cuando una empresa canadiense solicitó permiso para colocar una empresa de fumigación en el país y le encargaron la dirección a Ponce.

Su salida de la dirección se debió a que “hubo bastante problema por la  incomodidad de la gente, porque era una mujer quien dirigía una escuela que estaba produciendo pilotos”.

“Lo hice –dirigir la escuela de aviación- porque no había personal hondureño y con la intención de darle al país algo bueno, algo propio”, dijo Ponce.

Elena Mondragón

“Me quedó mi experiencia que fue una época que no puedo reponer y que está grabada en mi vida que no podré borrar”, comentó Mondragón, la primera graduada de la escuela de aviación que dirigía Lesbia Ponce.

Mondragón a la edad de 14 era la única chica de esa escuela y fue la primera mujer el pilotear un avión civil.

“En ese tiempo no alcanzaba a ver la magnitud de lo que en realidad significó ser la primera mujer de esa escuela y que ahora soy parte de la historia de la aviación civil en Honduras”, indicó. 


Galería de Imágenes



Noticias Relacionadas