Honduras es el segundo país centroamericano con mayor porcentaje de adolescentes embarazadas por abuso sexual

7 de Marzo del 2018

¿Qué factores vulneran a las adolescentes embarazadas que son víctimas del abuso sexual y qué las obstaculiza a lograr su autonomía, contar con una debida atención y su reinserción en el sistema educativo, laboral y sociocultural? Esta fue la pregunta que partió para el desarrollo de una investigación.

“Embarazo en una adolescente como consecuencia de abuso sexual” fue la investigación presentada en el volumen seis de la revista “DEMOMUJER”, estudio elaborado por la Maestría en Demografía y Desarrollo de la Máxima Casa de Estudios en conjunto con la consultora e investigadora en temas de género y violencia, Irina Bandeé.

La respuesta es que se trata de una baja sensibilización en temas de las mujeres en un alto porcentaje de personas que trabajan con operadores de justicia, prestadores de servicios de salud o educación e incluso hasta existen tendencias de castigo.

La tarea principal de esta investigación se basó en analizar la vinculación entre el abuso sexual contra adolescentes y el embarazo a temprana edad, así como el impacto que este tipo de situación tiene sobre el empoderamiento y autonomía de la adolescente, además de contar con una atención oportuna para su reinserción en el sistema educativo, laboral y sociocultural.

Según los reportes obtenidos en el año 2015 y  primer trimestre de 2016, se reportan 109 casos de embarazo en adolescentes a consecuencia del abuso sexual por agresores que en porcentajes recae un 80% familiares y al interior de la familia, 50% por desconocidos y 50% conocidos.

Las estadísticas fueron recabadas de instituciones como SESAL, Clínica de la Adolescente Embarazada que funciona únicamente en el Hospital Escuela Universitario (HEU) y el Centro de Salud Alonzo Suazo en la colonia Las Crucitas, y por Médicos Sin Fronteras (MSF).

“La mayor parte de niñas y adolescentes que habían sido captadas fue a través de las organizaciones, porque generalmente no denuncian el abuso porque son amenazadas por los abusadores”, explicó Bandeé.

También, según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y Plan Internacional, Honduras es el segundo país con mayor porcentaje de embarazos en adolescentes con 26%, y en primer lugar Nicaragua con un 28%.

28822142 2108003075878368 310347581 o

Factores

Entre los factores que inciden a estos hechos violentos, están la condición social como hacinamiento en el hogar, construcción de la vivienda apta para el abuso sexual, carecen de cuidadores, espacios públicos inseguros, la pobreza, el uso de alcohol y drogas, y niñas que trabajan exponiéndose a la calle, entre otros.

La poca comunicación y falta de confianza entre los padres o tutores con niñas y adolescentes influye en desconocer la situación de abuso que viven. Una solución que presenta el estudio es la necesidad de educar a las familias con un enfoque de género y violencia contra la mujer y sobre todo el sector educativo hay que capacitarlos, y a los padres de familia enseñarles sobre salud sexual reproductiva y genitalidad. “Porque estas niñas que entrevistamos ninguna sabía que era un pene solo supieron que era ese órgano cuando el abusador las violó”, lamentó Bandeé.

En la parte de educación, se reveló que el Estado impulsa cada vez más un enfoque de familia sin desmitificar los patrones culturales en donde la figura del poder es el hombre, lo que conlleva continuar con el patriarcado machista de épocas anteriores en donde la mujer es educada para obedecer, someterse y aceptar toda violencia y abuso sexual.

Operadores de justicia

En la investigación se encontró que existe una escasez de registro de datos por lo que carecen de información concreta que logre visibilizar el flagelo, es por ello, que se recomienda colegiar un sistema de información en los centros hospitalarios, fiscalías y otras instituciones que contribuyan a recabar datos.

Y un agravante es que si son mayores de 15 años son más juzgadas que las menores y son menos atendidas en el sistema, lo anterior de acuerdo testimonios de las seis entrevistas realizadas a niñas abusadas y embarazadas durante la investigación.

Cabe mencionar que los medios de comunicación poseen un papel importante al momento del abordaje de este tipo de noticias. “Ellos -medios de comunicación- son promotores de la violencia en su máxima expresión y le violan a cada rato los derechos humanos. Tienen que tener un enfoque de derechos, derechos de la mujer, pero no lo hacen porque muchos de estos medios están manejados por machistas” enfatizó Bandeé.

28821946 2108003639211645 1109133378 o

PAE

Hasta el 2009 que por decreto legislativo se quitará el beneficio de optar a la Pastilla Anticonceptiva de Emergencia (PAE) durante las primeras 72 horas de la violación se podía controlar hasta cierto punto los embarazos en adolescentes producto de una violación.

“Se detectó en el estudio, ahora que se quitó la PAE, hay un incrementó de niñas adolescentes embarazadas a consecuencia del abuso sexual porque no tienen la oportunidad de hacer uso de la pastilla para interrumpir la gestación”, puntualizó la investigadora.

Opinión

 “Me parece muy interesante este estudio porque aporta elementos que ya los conocíamos de alguna manera porque está cubriendo vacíos que tiene el país en materia de investigación y conocimiento de esta problemática que es mucho más profunda de los que pudimos evidenciar y mucho más compleja porque atraviesa asuntos culturales, normalización y naturalización de la violencia en las mujeres pero sobre todo hay un ocultamiento terrible en materia de violencia sexual”, opinó Cristina Alvarado del equipo de Dirección Nacional de Visitación Padilla.

Recomendó que se debe “profundizar los estudios, incidir en los abordajes… es fundamental recuperar los derechos humanos de las mujeres, decidir nuestros destinos, reconocernos sujetas, dignas, integras y esto es importante que este conocimiento llegue a las niñas, a las jóvenes y mujeres para poder transformar este país y de verdad hacerle un alto y esto pasa al transformar la cultura”.

Visitación Padilla

El Movimiento de Mujeres por la Paz “Visitación Padilla” se fundó en 1984 con el objetivo fundamental de contribuir a transformar las estructuras del sistema patriarcal que obstaculizan el desarrollo pleno de las mujeres.

“Atendemos no solo la violencia sexual sino la violencia de pareja, violación de derechos familia, y de derechos labrares, pero sobre todo nos interesa profundizar la violencia sexual porque no solo es en las adolescentes y en las niñas sino también en las mujeres adultas”, manifestó Alvarado.

Esta organización cuenta con una estructura a Mujeres Sobrevivientes de Violencia que se pretende sea una atención integral desde un abordaje de seguimiento con acompañamiento legal y emocional. Su ubicación es en calle principal de la colonia La Reforma, el contacto telefónico es 2222-7779 y el contacto electrónico por medio del correo visitacionpadilla@cablecolor.hn.

28928012 2108004095878266 2049825820 o



Noticias Relacionadas