PROFESOR DE LA UNAH INVESTIGA PRESENCIA DE NUEVAS RAZAS DE ROYA EN FINCAS HONDUREÑAS

20 de Marzo del 2017

Como parte de su proyecto de tesis de Doctorado en Fitopatologia que cursa en la Universidad Federal de Vicosa, en Brasil, el docente de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Manuel de Jesús Deras, investiga la presencia de nuevas razas de roya en las plantaciones de café de su país natal.

Deras, quien imparte clases de fitopatología en el Centro Universitario Regional del Litoral Atlántico (CURLA), explicó que con esta investigación se pretende identificar las razas de roya presentes en las siete regiones cafetaleras reconocidas por el Instituto Hondureño del Café (IHCAFE), para presentar alternativas de solución al problema y fortalecer los programas de mejoramiento genético.

Fases de la investigación

El investigador señaló que el proyecto contempla cuatro fases, la primera inició en agosto de 2016, con la introducción a Honduras, de las plantas diferenciadoras de las razas de Hemileia vastatrix, nombre científico de la roya, procedentes de Brasil, principal país productor y exportador del aromático en el mundo.

“Con la introducción de las plantas diferenciadoras, prácticamente convertimos a Honduras en el quinto país del mundo y el primero en Centroamérica en tener este valiosísimo material genético. El primero fue Portugal, luego las obtuvieron Brasil, La India y Colombia”, dijo.

La segunda etapa inició en el mes de diciembre de ese mismo año, con la colecta de hojas de la variedad de café Catuai, con roya, en 63 fincas distribuidas en las siete regiones cafetaleras de Honduras y la inoculación de esos aislamientos en las plantas de la variedad caturra, la cual facilita la multiplicación del hongo. Para finales de este año se espera producir unos 100 miligramos de esporas.

Deras indicó que las esporas de cada uno de los 63 aislamientos, que ya fueron multiplicadas, serán inoculadas en las plantas diferenciadoras. Con base en la reacción de estas plantas a cada uno de los aislamientos, se determinará si además de la raza I y II que fueron identificadas en el pasado por el Centro de Investigaciones de la roya de Café (CIFC, por sus siglas en portugués), en Oeiras, Portugal, ya existen otras.

“Durante el desarrollo de este trabajo, autoridades del IHCAFE nos solicitaron evaluar si la roya reportada atacando fincas de café de la variedad Lempira en el Departamento de Olancho, era capaz de atacar las líneas progenitoras que la constituyen y que se encuentran sembradas en el Centro de Investigación y Capacitación José Virgilio Enamorado, en Los Linderos, Santa Bárbara”, explicó.

Acciones

Reportes del IHCAFE indican que en Honduras la roya fue registrada por primera vez en el año 1977. Los trabajos de esa época señalan el uso de químicos como estrategia de control en el corto plazo, validando la información generada en otros países del área centroamericana (Guatemala, El Salvador) y de América del Sur, donde ya se había tenido la experiencia de la presencia del patógeno (Rivera 1,984).

Las investigaciones fueron orientadas a la evaluación de dosis y frecuencia de aplicación de fungicidas; además, se condujeron trabajos orientados a determinar el periodo de incubación y generación del hongo. El instituto creó paralelamente el programa de mejoramiento genético en el cultivo del café, obteniéndose los primeros logros con la liberación de variedades resistentes a roya: Parainema y Lempira. Con la liberación de las variedades de café tolerantes a la roya, el manejo de esta enfermedad con control químico en variedades susceptibles fue cada vez más reducido.

Deras reveló que con el hongo encontrado en las fincas de café de Olancho, la semana anterior se inició en la Universidad Federal de Viçosa la inoculación en plantas de café de la variedad Caturra, para multiplicar el hongo y posteriormente inocularlo en las plantas diferenciadoras de razas de Hemileia vastatrix que posee esa institución universitaria, a fin de identificar plenamente qué raza de roya es, ya que “posiblemente se esté diseminando en los cuatro puntos cardinales del país”. Los resultados se conocerán en unos seis u ocho meses.

“La roya es un problema grande porque tiene un impacto severo en el producto interno bruto. En la epidemia del año 2012, Honduras perdió más de 300 millones de dólares a causa de la enfermedad”, lamentó Deras.

En ese sentido el investigador aseguró que “el gobierno de Honduras va a tener que decretar un estado de emergencia por la presencia de una nueva población de roya en las plantaciones de café”.

Aportes de la investigación

Con la introducción de las plantas diferenciadoras de razas de Hemileia vastatrix a Honduras, el IHCAFE ya no tendrá que enviar muestras del hongo a Portugal para su identificación, pues cuando Deras retorne a Honduras, estos trabajos estarán garantizados y se podrán realizar con mayor frecuencia en el país, para de esta forma tomar acciones en el momento oportuno. Las evaluaciones periódicas de nuevas razas se podrían realizar cada 3 a 5 años.

El otro gran aporte de la investigación a los productores de café, es la introducción 158 líneas derivadas del Hibrido de Timor (híbrido resistente a la roya), en diciembre de 2016. Estos materiales genéticos se encuentran en etapa de adaptación en el Centro de Investigación y Capacitación Jesús Aguilar Paz, en La Fe, Ilama, Santa Bárbara.

“Ese es el legado que le estamos dejando a la caficultura nacional y a las futuras sociedades que conformarán los productores de café”, comentó el investigador.

Cabe mencionar que el docente fue favorecido con una beca de dos años, otorgada por la Organización de Estados Americanos (OEA), para realizar sus estudios de Doctorado. Los otros dos años que restan del programa son financiados por la UNAH, a través del programa de becas-préstamo que maneja la Secretaría Ejecutiva de Desarrollo de Personal (SEDP).



Noticias Relacionadas