SECTOR ENERGÉTICO REPORTA MÁS EMISIONES DE CO2 EN HONDURAS

19 de Abril del 2017

El informe la Segunda Comunicación de Honduras ante la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC), indica que el sector energético es el mayor productor de dióxido de carbono (Co2) en Honduras, el cual contribuye negativamente en el aumento de gases de invernadero.  

Dicho informe señala que el transporte perteneciente al sector energético es el mayor emisor de Co2, siendo el terrestre el de mayor impacto, con una emisión de un 50% en comparación con  otros tipos de transporte como el marítimo o aéreo.

En ese sentido, en el segundo lugar se encuentran los procesos industriales, como la producción de materias primas, y en el tercer lugar está la industria, el cambio en el uso de la tierra y la silvicultura, proceso en el cual se produce un aumento en la quema de bosques para tener más tierras para cultivo.

A pesar de estas condicionantes, el físico Marco Flores explicó que “las emisiones de gases de invernadero en Honduras son del 0.01%  del total mundial”, y en toda Latinoamérica representa un 0.2 % de lo producido a nivel mundial.

En cuanto a grandes emisores, el Instituto de Recursos Mundiales (WRI, por sus siglas en inglés), señala que los diez países más contaminantes del mundo producen cerca del 72% del Co2 mundial, y los primeros dos lugares, China y Estados Unidos, representan el 40%.

Producción de otras sustancias

En cuanto a los efectos de invernadero, el gas metano es el segundo más contaminante producido por actividades humanas, siendo la industria del agro con la mayor producción producto de la cría de ganado y la utilización de fertilizantes, dichas actividades representaron un 38% de la producción de este gas mientras que los desechos sólidos representó un 22%.

Los estudios científicos sobre el metano afirman que este gas cuenta con un potencial mayor de calentamiento al producido por dióxido de carbono; y sus efectos en la salud humana son altamente nocivos, dando lugar  a la asfixia y pérdida del conocimiento.

En tanto, Flores destacó que “existe una gran emisión de óxido de nitrógeno, el cual se produce al combinarse abonos nitrogenados con el oxígeno, provocando el efecto de la lluvia ácida”. Este proceso produce la acidificación de las aguas de lagos, ríos y mares generando una gran mortalidad en la vida silvestre.

Políticas

Para evitar esta problemática, Flores manifestó que el gobierno debe crear políticas más concretas, agresivas, para evitar los incendios forestales y la propagación de una industria agrícola que afecta sustancialmente el medio ambiente.  

En cuanto al sector energético, el científico consideró que debe mejorarse la eficacia en el consumo de combustible, por ejemplo en el sector de transporte se deben orientar políticas que mejoren el transporte público, crear modelos de incentivo para la compra de vehículos con menor consumo de combustible y gravando los automotores con mayor cilindraje, así como el uso de gas licuado.

En ese sentido, el físico destacó que es importante realizar políticas para la reducción de gases de invernadero debido a su impacto directo en el calentamiento global, un fenómeno asociado a la modificación de los patronos de lluvia, temperatura y la reducción de los glaciares, entre otros.

 



Noticias Relacionadas