14 vidas, 7 historias; estos son algunos de los gemelos que estudian en UNAH-VS

Estudiantes de UNAH-VS.

En Honduras es muy común encontrarnos con hermanos gemelos, y por lo general se nos hace difícil identificar quién es quién.

Más de alguno ha conocido por lo menos un par de gemelos, por ello el tema despierta curiosidad y crea una duda en las personas al no saber cuándo se le llama gemelo o mellizo.

Los gemelos son aquellos que nacen de un mismo parto, un solo cigoto originado de un óvulo y espermatozoide dividido, se conocen como monocigóticos. Mientras que los mellizos son nacidos de un mismo parto, dos cigotos originados de dos óvulos y espermatozoides diferentes, se les llama dicigóticos.

Por lo expuesto anteriormente, el equipo de comunicaciones de la Universidad Nacional de Honduras en el Valle de Sula (UNAH-VS) te presenta el conteo de gemelos y mellizos que estudian en este centro universitario.

¿Los has visto, sabes quiénes son? Continúa leyendo e identifica a los gemelos de tu carrera.

7- Al dos por uno

Michelle y Susan Carvajal son las guapas gemelas de 21 años, oriundas de Santa Rosa de Copán y estudiantes de Ingeniería Eléctrica de UNAH-VS. Al principio, Susan pensaba estudiar Ingeniería Civil, pero al final optó por seguir la carrera que eligió su hermana Michelle.

“Lo mejor de ser gemelas es que tenemos una relación muy bonita porque somos mejores amigas, sabemos todo de cada una y sabemos cuándo una está mal sin necesidad de decirlo, es una conexión especial”, mencionaron las jóvenes.

Su personalidad es muy distinta. Susan es callada, reservada y se enoja con facilidad, mientras que Michelle es más tranquila y sociable.

Una de ellas contó que en una ocasión un joven la abrazó por la espalda y ella se asustó y gritó: ¿Qué te pasa?, cuando él la vio detenidamente notó que no era su novia y se disculpó muy apenado, era el novio de su hermana.

6. La fuerza de la atracción

Ceguaca, Santa Bárbara, es la cuna de los gemelos Daniel y Josué Arriaga. Llegaron al mundo un 12 de enero de 1998. Estudian Ingeniería Industrial, y como pasa con muchos gemelos, uno terminó atrayendo al otro. Al principio Josué pensó en estudiar Ingeniería Agrónoma, pero se decidió por la carrera de su gemelo Daniel.

A pesar de estudiar la misma carrera, no comparten el mismo círculo de amistad, han preferido separarse un poco y buscar sus propios amigos para ser más independientes. Josué recordó que una vez sonó el celular de Daniel y él contestó, la novia pensó que era Daniel, pero él solo se reía y no le decía que era Josué, comentó entre risas.

Daniel y Josué conocen más gemelos, pero, contrario a lo que podemos pensar, cuando ellos platican no tocan el tema, porque para ambos es algo normal.

Pasarla en familia, asistir a la iglesia y salir con sus amigos son los pasatiempos de este par de hermanos.

5- Una vale por dos

Carolina y Miriam Cruz son dos jóvenes sampedranas nacidas un 12 de febrero de 1996. Carolina estudia Pedagogía y Miriam Contaduría Pública y Finanzas.

Entre las travesuras de gemelas, Carolina nos comentó que su hermana Miriam cuenta con la membresía de una casa comercial y cuando necesita realizar alguna compra, utiliza la tarjeta de su compañera de útero.

La admiración entre ellas es mutua. Carolina admira de su hermana su espíritu emprendedor, le gustan los retos y es bastante entusiasta. En cambio, Miriam califica a Carolina como una persona dulce y siempre tiene un consejo para dar.

“En nuestra familia hay muchos gemelos, lo cual viene de generación en generación, sería divertida y bonita la experiencia de tener gemelos, aunque es poco probable”, indicaron las hermanas Cruz.

4- El triunfo se lleva en la sangre

Gadiel y Edras Moeses nacieron el 18 de julio de 1996 en Puerto Cortés. No suelen decir que tienen gemelo, por lo que los compañeros de cada uno tienden a confundirlos. “Ser gemelos es bonito, desearía que las demás personas tuvieran uno”, concuerdan los hermanos porteños.

Participaron en olimpiadas de matemáticas durante sus estudios secundarios y fueron medallistas de oro y plata a nivel nacional. Después de cursar doce años de educación primaria y secundaria juntos y compartir el mismo círculo de amistad, se separaron al entrar a la universidad porque cada uno tenía una vocación distinta.

Edras es el hermano mayor y estudia dos carreras, Ingeniería Industrial y Licenciatura en Administración de Empresas, de la cual está a 16 clases de finalizar. Gadiel tiene una pasión distinta; el área de la salud, por lo que estudia Medicina. No cabe duda que a esta dupla les apasiona el estudio y los retos.

3- Enfermeras al doble

Las tiernas gemelas Andrea y Alejandra Ponce nacieron en la ciudad de San Pedro Sula en el año 2000, ambas estudian Enfermería. Andrea señalo que eligió esa área de estudio porque le gusta la parte humanista de la misma. Además, indicó que su pasatiempo favorito es salir a caminar, ir al cine, estar con su familia y leer un poco sobre temas de su agrado. Alejandra, en cambio, prefiere dibujar, escuchar música y pasar tiempo con sus amigos y su novio.

“Lo mejor de ser gemelas es que compartimos todo juntas, desde pequeñas hemos sido muy unidas, somos las mejores amigas y nos tenemos mucha confianza, nos complementamos en todo. La convivencia con mi hermana es de lo mejor e incluso nunca hemos estado separadas por mucho tiempo”, expresó Andrea.

2- Duplica el deporte

Las hermanas Sindy y Sandy Turcios nacieron en la ciudad de San Pedro Sula un 11 de junio de 1990. La pasión por el fútbol las motivó a estudiar Periodismo, esto por la cercanía de la carrera con el deporte. Aunque comparten el mismo gusto futbolístico, no son aficionadas al mismo equipo de la Liga Nacional, características que las diferencia.

“Desde pequeñas nos gusta el fútbol, toda mi familia es futbolera, nuestra primera visita al estadio fue a los 7 años”, expresó Sindy. Sin embargo, nunca formaron parte de un equipo. “Me gusta esta actividad deportiva, pero no cómo se le hace el cuerpo a las mujeres que lo practican”, concluyó.

Cuentan que una de sus mayores travesuras como gemelas ha sido cambiar de lugar en el colegio, especialmente en período de exámenes, ya que no estaban en la misma sección.

En cuanto al trabajo, aunque no laboran para la misma empresa, se desempeñan en el mismo rubro de trabajo, por lo que a diario se encuentran con clientes que les comentan de haber conocido otra persona idéntica a ellas.

1- ¡Son dos!

Un 15 de enero de 1997 la familia Enamorado Mancía esperaba el nacimiento de su primogénito, Edson Enamorado. Sin embargo, la vida les tenía preparada otra sorpresa.

Después que la señora Mancía diera a luz a su bebé por medio de cesárea, una de las enfermeras notó que algo se movía dentro del vientre de la mujer, cuando el doctor revisó notó otro bebé y procedió con el parto de una tierna y pequeña niña, Katia Enamorado.

“Mis padres no esperaban otro hijo, en los ultrasonidos solo salía yo, mis papás no estaban listos para dos bebés, ellos fueron los más sorprendidos”, contó Edson. Los mellizos actualmente tienen 22 años y estudian en la Universidad Nacional de Honduras en el Valle de Sula.

Katia es pasante de una carrera del área de la Salud, “no sabía qué estudiar, pero mi papá me enseñó el pénsum académico de la carrera y decidí hacer el cambio de Psicología a Enfermería, ahora estoy a un año de terminar mis estudios”,comentó.

Por su parte Edson estudia Ingeniería Civil, contó que le gustan las matemáticas, las considera fáciles.

Como todos los hermanos, tienen muchas anécdotas, pero esta es de las más memorables: “Cuando estábamos pequeños recuerdo que mi mamá me estaba preguntando por Katia y yo solo le señalaba la cocina, cuando ella fue a la cocina encontró todas las cosas del refrigerador afuera, al abrirlo descubrió a mi hermana temblando del frío, yo la había metido allí”, recordó Edson.

Sin duda alguna, tener un hermano gemelo es fascinante, ya que compartir con un ser que es igual a ti te permite disfrutar de sus aventuras y saber que siempre podrás contar con esa persona de manera incondicional.

¡Que vivan nuestros Pumas dobles!

Noticias relacionadas:

Comentarios