Se registran 4,130 casos de adolescentes embarazadas en Honduras

Honduras es uno de los países con mayor número de adolescentes embarazadas de América Latina, con unos 4,130 casos según el doctor Juan José Galeas, especialista en ginecología y obstetricia de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras.  

El médico sugiere a las autoridades y padres de familia una serie de recomendaciones para reducir el embarazo adolescente, que van desde apoyar programas de prevención dirigidos a los grupos en situación de mayor vulnerabilidad, hasta un mayor acceso a métodos anticonceptivos y educación sexual, asimismo hacer reformas legales. 

“La mayoría de las adolescentes comienzan a tener relaciones sexuales a los quince años y hay que entender que estamos teniendo mucha recurrencia de adolescentes embarazadas, se tienen que cambiar algunas cuestiones legales para cambiar eso”, explicó el doctor Galeas. 

En ese sentido, advirtió que el embarazo en adolescentes tiene muchas consecuencias psicosociales porque muchas niñas y adolescentes tienen que abandonar los estudios debido a un embarazo, lo que tiene un impacto a largo plazo en las oportunidades de completar su educación e incorporarse en el mercado laboral. 

Cambios 

Por su parte, el psiquiatra Juan Carlos Munguía dijo: “Desde el momento mismo que la naturaleza convierte a la niña en mujer a través de los cambios hormonales, físicamente el organismo está preparado para tener relaciones sexuales y para salir embarazada”, sin embargo advirtió que “las relaciones sexuales debe ser un tema serio, de personas adultas con madurez”. 

El doctor Munguía lamentó que en Honduras nadie quiere hablar de sexualidad, y este tema se debe hablar con naturalidad ya que los adolescentes deben exigir que los adultos les hablen de sexualidad, agregó que hay muchos adultos que practican sexo, pero no saben de sexualidad. 

“El órgano sexual del hombre y de la mujer es el cerebro, y la vagina y el pene son órganos reproductivos, desde el momento que el adolescente se desarrolla está preparado para reproducirse, pero la madurez de la corteza prefrontal del cerebro se desarrolla hasta los 21 años”, explicó el doctor Munguía. 

Por otro lado, el informe publicado en febrero del presente año por la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), señala que las tasas de fertilidad en adolescentes siguen siendo altas y afectan principalmente a las poblaciones que viven en condiciones de vulnerabilidad y muestran las desigualdades entre y dentro de los países. 

De este modo, el informe señala que en algunos países las niñas adolescentes sin educación o solo con educación primaria tienen cuatro veces más posibilidad de quedar embarazadas que adolescentes con educación secundaria o terciaria. 

Asimismo, el informe concreta que las tasas de fecundidad en adolescentes en Estados Unidos y Canadá se sitúan por debajo del promedio mundial y han descendido en forma sostenida durante el último decenio. 

Del mismo modo, la tasa mundial de embarazo adolescente se estima en 46 nacimientos por cada 1,000 niñas, mientras que las tasas de embarazo adolescente en América Latina y el Caribe continúan siendo las segundas más altas en el mundo, estimadas en 66.5 nacimientos por cada 1,000 niñas de entre 15 y 19 años, y son solo superadas por las de África subsahariana, indica el informe. 

Cabe destacar que la mayoría de los países con las tasas más elevadas de fecundidad en adolescentes en América Latina y el Caribe están en América Central, encabezados por Guatemala, Nicaragua y Panamá. En el Caribe, son República Dominicana y Guyana con las tasas estimadas de fecundidad en adolescentes más elevadas. En América del Sur, Bolivia y Venezuela tienen las tasas más altas. 

Noticias relacionadas:

Comentarios