A más de 90 mil maestros, Honduras agradece su importante y delicada labor de educar

“El arte supremo del maestro consiste en despertar el goce de la expresión creativa y del conocimiento”, dijo en algún momento el físico alemán Albert Einstein, y a esta frase se suma la del filósofo estadounidense Sidney Hook, quien afirmó que​​ “el maestro es el corazón del sistema educativo”, y es que, sin duda los profesores son esos soldados que día a día libran la batalla más importante para el desarrollo de una nación: educar.

Esta profesión, como han señalado distintos expertos, no solo consiste en enseñar sino en aprender e innovar, sobre todo en contextos como el actual, en donde la creatividad y la invención han sido fundamentales para hacerle frente a la que, hasta el momento ha sido la peor crisis mundial del siglo XXI y en donde los maestros, aunque han sido puestos a prueba, se han mantenido firmes cumpliendo con su noble trabajo.

Es por todo lo que representan para el país que cada 17 de septiembre se conmemora el Día del Maestro Hondureño, en honor al prócer José Trinidad Reyes, fundador de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), primera institución de educación superior en el país.

Este día, es menester reconocer esta destacada profesión que en la actualidad ejercen más de 92,000 docentes de centros educativos gubernamentales y no gubernamentales, quienes han logrado mantener vivo el sistema educativo nacional pese a todas las circunstancias adversas a las que se enfrentan.

Construcción de vidas

La directora del Instituto Oficial Pedro P. Amaya, Maribel Barahona, concibe su profesión como lo mejor que le ha pasado, pues considera que a través de la misma puede ayudar a construir vidas exitosas “y eso me convierte en un instrumento de Dios aquí en la tierra para poder ayudar a los nuestros”, expresó, y a su vez señaló que el ejercicio docente implica hacer de los jóvenes personas beligerantes, pensantes y sobre todo deseosas de superarse.

Asimismo, destaca la importancia de la salud mental en los maestros para poder superar los desafíos que en países como Honduras conlleva esta carrera, especialmente en el área rural. “Hay tanta pobreza extrema y prácticamente a los jóvenes se les niega la oportunidad de continuar procesos de educación superior, por lo que los maestros estamos obligados a tener salud emocional para vencer cada uno de los obstáculos que se nos presentan”, manifestó.

Docentes de educación superior

También, y no menos importante, se destaca la labor de los profesores de educación superior, quienes al igual que sus colegas de educación prebásica, básica y media, han destinado incuantificables esfuerzos para, en esta pandemia continuar formando a los futuros profesionales que demanda el país.

En ese sentido, el reconocimiento a su labor por parte del rector de la Máxima Casa de Estudios, Francisco Herrera no se hizo esperar, extendiendo sus felicitaciones a los más de 4,000 profesores que conforman el personal docente de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras.

“Hoy, 17 de septiembre celebramos el Día del Maestro en Honduras. A nuestros docentes les saludamos en esta fecha y agradecemos por su entrega compromiso y don de la enseñanza para seguir formando a los profesionales que necesita nuestra amada Honduras”, publicó el rector en su cuenta de Twitter.

Maestros y maestras de Honduras, quienes hemos tenido la oportunidad de acceder a sus conocimientos a través de la educación, les agradecemos profundamente, pues su trabajo está reflejado en nuestra contribución al engrandecimiento de la sociedad, desde los espacios laborales, sean profesionales o no.

Twitter del rector de la UNAH: https://twitter.com/UNAH_Rectoria/status/1438867194146918406?s=19

 

Noticias relacionadas:

Comentarios