ACADÉMICOS CONSIDERAN QUE LA NUEVA LEY MARCO DE PROTECCIÓN SOCIAL IMPULSA LA PRIVATIZACIÓN DE LA SALUD

Ramón Romero, titular de la Dirección de Vinculación Universidad Sociedad.

Luego de concluir la primera jornada del seminario sobre el análisis de los componentes de la Ley Marco del Sistema de Protección Social en Honduras, el  titular de la Dirección de Vinculación Universidad Sociedad, Ramón Romero, presentó las primeras conclusiones de esta normativa, entre ellas la desaparición del concepto de salud pública, el cual tiende a ser sustituido por un enfoque mercantilista de la salud.

A continuación te enunciamos las observaciones hechas por Romero, basándose en lo expuesto durante la primera jornada en la que se abordaron los elementos técnicos e institucionales de los modelos de seguridad social: caso de Honduras.

1.- En la legislación ya aprobada y la que está por aprobarse, la salud deja de ser un derecho y un bien público, y se constituye en una mercancía que está sometida a las leyes del mercado.

2.- El precio de la salud para toda la sociedad es impagable, no lo pueden pagar ni la población ni el Estado en los términos en que está planteado, consecuentemente se presentará una situación de empeoramiento de las condiciones de salud cuando haya necesidad de hacer pagos y no estén los recursos.

3.- Esta ley está concebida sobre la base del pleno empleo y Honduras es un país en el cual más del 50% de la población está en condiciones de desempleo y subempleo, consecuentemente  es poco probable que los mecanismos más accesibles que esta ley pueda plantear se vuelvan realidad.

4.- El tema de salud en el país es un área de actividad en la cual ha habido más corrupción y esta ley que fortalece la relación entre los prestadores privados de servicio y el Estado vuelve al Estado más vulnerable para enfrentar corrupción en mayor medida que la que hasta este momento hay, y en la medida en que la corrupción aumente, la eficacia de esta ley disminuirá.

5.- No se crean fondos de contingencia para atender enfermedades crónicas, lo que conllevará consecuencias fatales para la población. No hay límites de ganancia para los prestadores de servicios de salud y consecuentemente la totalidad de la ganancia se va a volver lícita en condiciones en las cuales se necesitan regular las cuotas de ganancia y crear figuras que oriente a la reinversión y mejora de los servicios.

6.- La ley no contempla la prevención de enfermedades, sino solo el tratamiento, lo que va encarecer de manera considerable el precio de los servicios de salud, además de volverlos ineficaces, ya que se ha comprobado, desde la perspectiva de la salud pública, que existe una relación inversamente proporcional entre la prevención y el tratamiento, por lo que adoptar únicamente el tratamiento creará más perjuicio social y elevará considerablemente los costos.

7.- La subrogación de los servicios de salud es una privatización que genera una cartera de servicios limitada, concepto que no ha sido suficientemente aclarado y se está aceptando de manera difusa una cartera de servicios limitada que cuando se llegue a concretar va a resultar tan estrechamente limitada que no va a poder atender necesidades fundamentales de salud de la población.

8.- Se crea la figura del copago, institucionalizando la condición de inequidad, la cual está determina por el hecho que a través de esta figura las personas que paguen por los servicios de salud van a tener un nivel de atención y otras van a tener otro nivel de atención, vulnerando tanto la universalidad como la equidad.

9.- Por último, desde la comunidad universitaria y demás sectores involucrados se manifiesta la necesidad de promover y profundizar el análisis, además de actuar en condiciones en las cuales el tiempo cuenta, ya que el período planteado para la aprobación de la Ley se agota, por lo que se debe proponer que se conceda más tiempo para el análisis de la normativa antes de la aprobación de la misma.

Noticias relacionadas:

Comentarios