Alrededor de unos 60 mil profesionales emigraron del país en los últimos años: director de IIES-UNAH

Los hondureños optan por emigrar en grupos nutridos de personas, más conocidos como caravanas.

Ricardo Matamoros, director del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales (IIES), de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), manifestó que alrededor de 60 mil profesionales universitarios se han visto en la obligación de emigrar en los últimos años.

Las consecuencias de esa migración, según Matamoros, deja un altísimo costo para Honduras por la gran inversión que se ha hecho para que finalicen sus estudios superiores en un país donde los niveles educativos están muy bajos.

Antes de la pandemia, el Informe de Desarrollo Humano 2020 del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD, por sus siglas en inglés) exponía que los años promedio de escolaridad de Honduras era de 6.6; no obstante, el limitado acceso a la educación en tiempos de pandemia debido la pobreza, falta de tecnología y limitado acceso al Internet hizo que este promedio de escolaridad bajara, según Dora Quintero, docente de la UNAH y experta en temas relacionados con la educación, lo que también es sustentado por el Observatorio Universitario de la Educación Nacional e Internacional (OUDENI), de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM).

Para el experto en economía de la Máxima Casa de Estudios, la calidad de la educación es baja, "lo dicen los indicadores, los niveles de escolaridad están alrededor de seis años antes de la pandemia, en este momento han bajado, según las proyecciones va a bajar de cinco a cuatro años”, lamentó. Por lo que consideró que esa salida de profesionales implica una pérdida de recurso humano para Honduras y, por lo tanto, para su desarrollo.

Sostuvo que existe un divorcio entre la capacidad de profesionales que se está generando y lo que necesita la economía hondureña para poder producir y para poder crecer, en ese sentido, es una mayor cooperación entre sector privado y sector público para trabajar en estrategias que permitan hacer calzar esa oferta y esa demanda en términos de oportunidades para el país.

Rolando Sierra, director de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), expresó que de los estudios y encuestas que han realizado sobre juventud, empleo y migración, tanto en Francisco Morazán, Choluteca, Valle, Cortés y La Paz, del total de jóvenes migrantes el 5% tienen estudios universitarios completos e incompletos.

El experto aseguró que mucho profesional migra hacia México, España y Estados Unidos, países donde existen mejores condiciones de trabajo y un mejor salario, otros jóvenes se van por temas de tecnología.

 

Noticias relacionadas:

Comentarios