Analizan relaciones interregionales prehispánicas del oriente de Honduras

La antropóloga presentó imágenes de algunos objetos icónicos de intercambio.

La séptima semana consecutiva de los webinarios sobre antropología en Honduras arrancó con la presentación del tema "Arqueología del oriente de Honduras: relaciones interregionales prehispánicas", a cargo de la docente del Departamento de Arqueología de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, Eva Martínez.

De acuerdo con lo expuesto por la doctora en antropología, en las últimas décadas los estudios han enfocado su atención en la naturaleza de las interacciones interregionales entre el este y el centro-occidente de Honduras, así como de la baja Centroamérica.

Y agregó que "en la medida en que aumentan las investigaciones arqueológicas en la zona oriental del país, se van develando más esas particularidades subregionales que nos recuerdan la importancia de los estudios multiescalares y regionales y también la importancia de trascender la rigidez de conceptos tales como el de áreas culturales".

El oriente de Honduras participó en redes de intercambio con vecinos distantes, sin embargo, se ha argumentado tradicionalmente que solo una cantidad modesta de producto se movilizaba a través de estos intercambios, por ejemplo, en el valle de Culmí, donde las sociedades locales adoptaron modelos arquitectónicos mesoamericanos, se ha identificado una escasa evidencia de objetos portátiles de intercambio con el centro de Honduras.

El intercambio internacional de objetos de lujo, explicó, constituyó una de las estrategias de las élites locales para acumular prestigio mediante la conexión con lo distante, fortaleciendo la noción de agentes culturales o estableciendo lazos con otras élites.

Por otro lado, señaló que la cerámica ha sido un indicador por excelencia de las interacciones regionales, y en investigaciones recientes, en las que se han estudiado zonas como Olancho y el sur-oriente del país, indican variaciones interregionales en las colecciones de cerámica y lo que estas representan en términos de intercambio. "La identificación de tipos cerámicos producidos localmente ha contribuido enormemente a destacar la existencia de tradiciones de cerámicas propias del oriente de Honduras", indicó la docente.

Martínez concluyó en que la trayectoria de las investigaciones arqueológicas en el oriente de Honduras, con su efecto acumulativo y reflexivo, muestra una región mucho más diversa y compleja que la que imaginaban hace algunas décadas. A continuación, la presentación de la doctora:

Iniciar sesión en Facebook

 

Noticias relacionadas:

Comentarios