Ante crisis fiscal crónica de las finanzas de Honduras, la UNAH propone reperfilamiento de la deuda, según titular del IIES

Para el director del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales (IIES) de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Ricardo Matamoros, el período actual de las finanzas del Estado de Honduras es un efecto del mal manejo de las finanzas y los fondos públicos. “La administración central ha tenido una crisis fiscal crónica caracterizada por un déficit fiscal crónico y por una mala calidad del gasto”.

Estas declaraciones las brindó luego de conocer el informe presentado por el nuevo gobierno sobre la situación económica del país, que compartió la nueva Ministra de Finanzas, Rixi Moncada.

El máster en metodologías de la investigación económica y social, es del criterio que el mensaje que envió el gobierno a través del informe es claro y se entiende que las finanzas estatales se encuentran en una situación difícil, sin embargo, no es motivo para alarmarse, “si es difícil y es un reto, pero no significa que todo está acabado y que no haya soluciones".

Para el investigador las finanzas estatales son un enorme reto desde el punto de vista de la recaudación tributaria para este año, “tenemos el reto de la recuperación económica y que la situación de la estructura de gasto es bastante rígida y difícil, además  requiere de un gran esfuerzo y creatividad administrativa para poder revisarla, hacerla transparente y eficiente”, consideró.

Matamoros comentó que la propuesta del reperfilamiento de la deuda, es algo que desde la UNAH se ha propuesto desde hace más de dos años ya que es una necesidad, siempre y cuando la calidad del gasto y la restructuración se haga con el objetivo específico de incentivar el crecimiento económico, disminuir los niveles de desigualdad y que no se repitan los errores del pasado.

Según el informe presentado por la titular de Finanzas, 168 mil millones de lempiras fueron desviados a asuntos ilícitos en los últimos 12 años, y actualmente el Estado tiene un déficit presupuestario de 35%, unos 64 mil millones de lempiras.

Entre otros temas el informe detalla que entre los fideicomisos hay 11 proyectos que conllevan más de 30 años, por ejemplo, el de la Empresa Energía Honduras y el Aeropuerto de Palmerola; con respecto a este punto el doctorando en gobierno y políticas públicas, manifestó que, “si bien es cierto el objetivo de los fideicomisos es hacer más eficientes y ágiles los mecanismos para resolver ciertos problemas, en la práctica lo que ha ocurrido en los últimos años es que en realidad se han convertido en instrumentos de opacidad para justificar el hecho de manejar recursos de una manera poco trasparentes, sin rendición de cuentas, con períodos muy largos para que esta información sea de dominio público”.

 Agregó: “cuando uno mira los resultados de todos estos tipos de instrumentos uno observa en realidad que los efectos e impactos económicos y sociales no son los que se prometieron”.

 Para el experto, si se analiza la política pública se puede evidenciar que no ha habido ninguna efectividad de todas las estrategias, bonos y programas orientados a la reducción de la pobreza, y por ello el problema es mucho más grave y la situación en términos de pobreza ha sido estructural.

“Desde el IIES hemos sido muy enfáticos porque el nivel de endeudamiento a través de la deuda externa han llegado a niveles preocupantes, sabemos que endeudarse no es malo, el problema es que en el caso de Honduras muchos prestamos no se han negociado en las mejores condiciones para el país, además, no se ha utilizado de manera trasparente, la rendición de cuentas y en la mayor parte de los casos los recursos se han utilizado para financiar políticas ineficientes o para financiar gasto corriente y, por lo tanto, lo único que estamos haciendo es generando un gran problema de deuda”, reflexionó el profesor universitario.

Por otra parte, el informe señalÓ que los proyectos de alianzas público privadas son unas de las máximas fuentes de corrupción; por ejemplo para el Aeropuerto de Palmerola se tramitaron exoneraciones por unos 15 millones de dólares, encontrándose en proceso de investigación 14 franquicias por más de 70 millones de lempiras.

Sobre este punto, el investigador consideró que uno de los grandes problemas de estas alianzas en el país ha sido la falta de estudios técnicos para justificar estas asociaciones, sin hacer estimaciones y proyecciones, además del tema de las condiciones sumamente preferenciales hacia la empresa privada.

Noticias relacionadas:

Comentarios