Ante posibilidad de tsunami, experto del Ihcit recomienda mantener la calma

Maynor Ruiz, geólogo de la UNAH, explica por qué ocurren los sismos.

Ante la preocupación por la amenaza de tsunami en las costas hondureñas, tras el sismo de magnitud 7.7 registrado el pasado martes 28 de enero entre Cuba, Jamaica e Islas Caimán, el geólogo del Instituto Hondureño de Ciencias de la Tierra (Ihcit), Maynor Ruiz, recomienda a la ciudadanía mantener la calma.

“Una alerta de tsunami como tal nunca fue emitida, lo que se orientaba era que las embarcaciones pequeñas no salieran al mar, entonces no debería haber alarma”, manifestó Ruiz en referencia al mensaje del Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico del Servicio Meteorológico Nacional de los Estados Unidos (PTWC por su siglas en inglés) y el boletín informativo emitido por la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco).

El experto de dicho ente de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), explicó que debido a que la fuente sísmica se ubica a 800 kilómetros de la costa hondureña, una distancia significativa, en caso de generase una ola de tsunami, habría tiempo suficiente para alarmar a la población.

“Hasta este momento no hay alerta, sin embargo, hay que estar pendientes de la información que emitan los entes de protección civil, porque estos eventos pueden generar réplicas”, dijo.

Según la explicación de los científicos en diversos medios de comunicación, el terremoto que también estremeció a ciudades tan distantes como Miami o la península de Yucatán, al igual que los eventos anteriores, ocurrió debido a la energía que genera la fricción entre la placa tectónica del Caribe con la de América del Norte en el denominado “borde convergente o destructivo”. Como consecuencia, se presentan múltiples fallas que se activan de forma frecuente y generan movimientos telúricos. Las alteraciones en la costa norte de Honduras se esperaban entre las 4:00 de la tarde y la media noche del martes, con olas de entre 0.30 y un metro.

Noticias relacionadas:

Comentarios