Arqueóloga norteamericana presenta resultados de investigación en el sitio de Arqueológico de Selim Farm

La presentación se realizó vía Zoom y se transmitió a través del Facebook del CAC.

La arqueóloga estadounidense Whitney Goodwin realizó la presentación de los hallazgos de “Investigaciones recientes en el Sitio arqueológico de Selim Farm, Noreste de Honduras, en los cuales también brindó su colaboración la Carrera de Antropología de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

“Les voy a hablar sobre mi investigación doctoral en el sitio de Selim Farm y sobre el trabajo que seguimos haciendo con otros colegas”, refirió la experta al momento de iniciar la conferencia.

En el 2013, la académica realizó un estudio piloto en el sitio, contando con la ayuda de la comunidad Pech de Silím Moradel. El mismo denotó que el sitio estaba bien preservado y se encontraron dos contextos: el montículo 0 con evidencia de arquitectura doméstica, y el montículo U, donde se recuperan piezas de cerámica y conchas, de ollas grandes de cocinar y vasijas finas para servir comida.

En el 2016, la investigadora regresó al sitio, junto a un gran equipo de trabajo de campo que incluyó varios miembros de la comunidad de Silín Moradel y estudiantes de Antropología de UNAH, y se procedió a la excavación de materiales de todas las fases de ocupación del sitio.

“Estoy encantada de trabajar con esos estudiantes y no pude esperar a ver cómo siguen creciendo profesionalmente”, indicó con relación a la experiencia de contar con profesionales formados en la Máxima Casa de Estudios.

La experta refirió que en esta temporada se trabajó en el montículo P (300-600 d.C.) donde se encontraron dos metros de depósitos y las excavaciones no fueron nada fáciles, también se trabajó en el montículo U (600-800 d. C), que es muy similar al montículo P, además se excavó en el montículo I , el cual es el más grande del sitio.

Las líneas de investigación incluyeron análisis tradiciones y funcionales de cerámica y de otros materiales. En ese sentido, la investigación buscaba ver cómo los habitantes de Selim Farm integraron el estilo de cerámica y el estilo alimenticio y la negociación de su identidad; por ello se enfocó en ver cómo las personas se reunían para hacer festines mediante la figura de comunidades de consumo.

Para ello trabajó con base en los siguientes indicadores de festín: rasgos de desechos (basureros de festines), alimentos (cantidades grandes y tipos inusuales), vasijas de preparación (cantidades y tamaños grandes), objetos de prestigio (material/tipo), parafernalia ritual (material/tipo), ubicaciones especiales (espacios céntricos y arquitectura monumental) e instalaciones de festín (estructuras especiales).

Así, entre los objetos encontrados, hay ollas de cerámica, concheros, vasijas para servir comida, objetos menos comunes, objetos rituales como vasos e incensarios, entre otros.

Datos del lugar

Selim Farm está ubicado al noreste de Honduras, cerca del borde de la Laguna de Guaymoreto y en la Prehistoria de Honduras esta área compartía una cultura material y estaba habitada por los antepasados de los pech de hoy. Esta región queda entre la frontera entre dos áreas culturales muy conocidas.

Casi todo lo que sabe de la prehistoria de esta zona proviene de estudios de estilo cerámico y esta ha ayudado a delimitar la cronología local. Constituye un lugar excepcional para el estudio porque fue ocupado del 300 al 1000 d.C.

“Los arqueólogos han dicho que las poblaciones locales cambiaron su afiliación a través del tiempo, tomando ventaja de sus conexiones con grupos al sur cuando las redes al norte comenzaran a decaer”, señaló la experta.

Y agregó: “Mis investigaciones se enfocan en evaluar este cambio de identidad a través del tiempo. Así, al estudiar el estilo veo a la cerámica como el medio del estilo como parte de un sistema de tradiciones alimenticias”, dado que la cerámica es usada para preparar, mantener y servir comida, y también pueden hacer notar la identidad.

La zona está compuesta de 22 montículos dispersos sobre un área de medio kilómetro. Y el estudio más sistemático que se tiene del lugar data de los años 70, que fue el que produjo el mapa que se utilizó como punto de partida.

Mediante las redes sociales del apoyo del Centro de Arte y Cultura (CAC), de la UNAH, la experta compartió los interesantes descubrimientos sobre el sitio en estudio. Su participación formó parte de la semana 2 del webinario de Antropología en Honduras, que se desarrollará del 1 de septiembre al 1 de diciembre de 2020 con expositores nacionales e internacionales como una iniciativa del Departamento de Antropología.

Noticias relacionadas:

Comentarios