CINCO PERSONAS IMPIDEN QUE MILES DE ESTUDIANTES INGRESEN AL EDIFICIO J1 DE CIUDAD UNIVERSITARIA

15 de Junio del 2017

Cinco personas desconocidas y con el rostro cubierto, haciendo uso de la fuerza, se tomaron hoy el edificio J1 de Ciudad Universitaria para impedir que miles de estudiantes y decenas de docentes ingresen al inmueble para recibir e impartir sus clases diarias, de manera respectiva.

 

En este edificio reciben clases alumnos de las carreras de Lenguas Extranjeras, Letras, Biología y Microbiología, entre otras. Además se encuentran las clínicas médico odontológicas, en donde previa cita agendada se atiende a centenares de estudiantes que presentan algún problema de salud. 

De igual manera en este edificio se encuentran laboratorios en donde reciben clases alumnos de otras carreras. 

Clases

Por otra parte, una joven estudiante, quien dijo proceder del interior del país, expresó a un noticiario de televisión que ella y sus compañeros determinaron mover las sillas de los corredores y de las gradas porque un grupo de cinco personas las colocó para tomarse el acceso al edificio J1.

“¡Queremos clases!”, exclamó con voz en alto la estudiante frente a dos personas con el rostro cubierto que mantienen por la fuerza cerrado el portón de acceso a las aulas académicas.

“Ellos- las personas con el rostro cubierto- nos están violentando el derecho a recibir clases. Nosotros quitamos las sillas porque queremos clases, no queremos perder otro período académico más”.

La joven estudiante dijo que la mayoría quiere que se les imparta clases, razón por la cual,  “no se puede permitir que cinco personas violenten el derecho a la educación. “Nos estamos uniendo todos para recibir clases porque venimos del interior del país”, reiteró en tono de preocupación.

Al respecto, otra joven estudiante encaró a las personas con el rostro cubierto que impiden el ingreso a miles de alumnos al edificio J1 para decirles: “Notros estamos exigiendo el derecho a la educación y ustedes deben saber que perdimos un período y seguimos teniendo solo dos aulas de clase”, recordó.  

Otra estudiante reclamó que las personas con el rostro cubierto les están quitando su legítimo derecho a la educación. “Nosotros sí queremos clases”, dijo.  

Derecho a la protesta     

Por su parte una persona de las cinco que se mantienen con el rostro cubierto en el interior del edificio J1 dijo: “No – vamos a liberar el edificio J1- porque como estudiantes tenemos derecho a la libre expresión y a la libre protesta”. 

 



Noticias Relacionadas