DEFENSOR DEL PUEBLO RECOMIENDA A PARTES EN CONFLICTO EVITAR PÉRDIDA DE PERÍODO ACADÉMICO EN LA UNAH

5 de Julio del 2017

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, aseguró que para resolver el actual conflicto en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), se debe recurrir al diálogo democrático, participativo, inclusivo, productivo y ejemplar, sin condiciones previas y en un ambiente de respeto, tolerancia mutua y libre de violencia.

El ombudsman hondureño considera que tanto las autoridades universitarias como los miembros del Movimiento Estudiantil Universitario (MEU), deben buscar una solución pronta al conflicto para evitar la pérdida de otro período académico, como ocurrió en el 2016, que afectó a miles de estudiantes de las diferentes carreras.

En su criterio, ambas partes deben contribuir con la efectividad del derecho humano a la educación superior de calidad, ya que la enseñanza superior es un derecho individual y patrimonio social.

En conferencia de prensa, ofrecida el pasado 28 de junio, el defensor del pueblo emitió un comunicado en el que recomienda el diálogo en la UNAH, así mismo da a conocer principios, bases, objetivos y formula recomendaciones, tanto a la sociedad como al Estado.

El titular del Conadeh sostuvo que se debe reactivar, con carácter de urgencia, la mesa mediadora instalada luego del acuerdo firmado entre el Movimiento Estudiantil Universitario (MEU) y las autoridades universitarias, el 20 de julio de 2016.

El 25 de julio de ese año fue instalada la mesa mediadora integrada, a petición de ambas partes, por Carlos Posas, Miriam Miranda, Mauricio Díaz Burdett y Vernor Muñoz, con la presencia, como  testigo de honor, del padre Ismael Moreno.

“Estamos recomendando que la mesa mediadora se reactive, que haga una evaluación del cumplimiento del acuerdo y exija la integralidad del  cumplimiento de los mismos”, dijo.

Añadió que tanto las autoridades universitarias como los estudiantes no han cumplido el compromiso fundamental que asumieron de establecer un proceso permanente de diálogo como mecanismo de solución de controversias que de haberse aplicado, hoy “no estaríamos ante esta problemática que ha paralizado las actividades educativas”.

Pide salvaguardar la educación superior de calidad

Una de las recomendaciones del ombudsman hondureño es que tanto la sociedad, los medios de comunicación y la misma institucionalidad del Estado, deben contribuir a salvaguardar la educación superior de calidad.

Explicó que la finalidad de la educación superior es el pleno desarrollo de la personalidad humana y del sentido de la dignidad, además, que contribuye al fortalecimiento del respeto a los derechos humanos, las libertades fundamentales, el pluralismo ideológico, la justicia y la paz.

Indicó que la enseñanza superior debe organizarse y funcionar conforme a esa finalidad y tener presente el interés superior de todos los estudiantes.

Agregó que como garantía constitucional de protección y respeto de los derechos humanos y libertades fundamentales, “el Conadeh debe cumplir su responsabilidad constitucional de proteger y promover el derecho humano a la educación superior de calidad, de supervisar su realización efectiva y de garantizar el disfrute de ese bien común para toda la sociedad”.

El 20 de julio de 2016 se firmó un acuerdo entre el MEU y las autoridades de la Alma Máter, con la mediación del Conadeh, siendo uno de los  compromisos fundamentales instaurar un proceso de diálogo permanente que comprenda formas idóneas de resolver diferencias entre los actores universitarios, sin embargo, el  problema lejos de resolverse se agudiza cada día.

 



Noticias Relacionadas