LA MACCIH PROPONE LEY DE COLABORACIÓN EFICAZ PARA DAR CON CABECILLAS DE ACTOS DE CORRUPCIÓN

16 de Febrero del 2017

Por: Elin Rodríguez

El vocero de la MACCIH, Juan Jiménez Mayor, durante un evento desarrollado en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), expresó la urgencia de aprobar la Ley de Colaboración Eficaz para dar con los cabecillas de casos de corrupción y crimen organizado.

La Ley de Colaboración Eficaz servirá no solamente en casos de corrupción, sino en casos de crimen organizado, cualquier actividad de extorsión, lavado de activos, trata de personas y tráfico de armas, con el objetivo de identificar al autor intelectual o el cerebro de cualquier organización ilícita.

Los miembros implicados en mandos medios o mandos bajos pueden aportar información de los miembros de la organización criminal y de esta manera se logrará identificar a todas las personas involucradas.

“La idea es que a través de esta normativa se pueda desarticular bandas criminales y llegar a las redes de colusión que están operando en el país”, mencionó Jiménez Mayor.

¿Herramienta?

Por su parte el abogado Juan Rafael Rodríguez, fiscal de carrera y asesor del procurador general del Estado, mencionó que la prueba testimonial es importante, pero debe ir acompañada de una colaboración científica, es por eso que esta ley debe corroborar exhaustivamente la información que el implicado brinda para que  goce de los beneficios de la misma.

El propósito de esta ley es evitar la continuidad del delito o disminuirlo, conocer las circunstancias en las que se planificó, identificar a los actores y partícipes del acto de corrupción y averiguar el paradero o destino de los bienes o ganancias del delito.

Los implicados en actos de corrupción que quieran colaborar con la investigación tendrán los beneficios de: exención de la pena, disminución de la pena hasta por un medio de la pena mínima contemplada en el Código Procesal Penal, suspensión de la ejecución de la pena y la remisión para quien la esté cumpliendo.

No obstante, las obligaciones en las que incurren los colaboradores son: informar el cambio de domicilio, ejercer oficios, profesiones u ocupaciones lícitas, reparar los daños ocasionados según su capacidad económica, someterse a vigilancia por autoridades, presentarse cuando el fiscal o juez lo requieran, no cometer otro delito doloso y no salir del país sin previa autorización.

Es de recalcar que en la ley de Perú los cabecillas del delito no tienen posibilidad de colaborar, pero en la ley que la MACCIH contempla para Honduras que los cabecillas pueden decir cómo fueron los hechos y así podrán tener la posibilidad de que su pena baje.



Noticias Relacionadas