Aunque inicia silencio electoral en Honduras, aún hay tiempo para incentivar el voto racional

A partir de hoy a las 11:59 PM inicia el silencio electoral en Honduras, que implica que los candidatos ya no pueden realizar propaganda o pedir el voto, no obstante, esta semana es la última oportunidad que les queda para promover sus planes de gobierno y así darle los insumos a la ciudadanía para ejercer el sufragio de forma racional.

El artículo 223 de la Ley Electoral señala que “en los cinco (5) días calendario anteriores a las elecciones primarias y generales quedan prohibidas las manifestaciones públicas, toda propaganda política, la divulgación de resultados totales o parciales de encuestas o sondeos de opinión pública, material impreso, audiovisual, electrónico, radiofónico magnético o de cualquier índole”.

En ese sentido, el consejero presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), Kelvin Aguirre, advirtió que los políticos que no cumplan con este mandato serán sancionados con una multa de 40 salarios mínimos, que son alrededor de 400 mil lempiras.

Cabe mencionar que la propaganda política se extiende desde lo audiovisual, visual y anuncios de radio, hasta la publicidad en redes sociales que deberá detenerse en el plazo antes mencionado.

Sin embargo, en estos cinco días previos a las votaciones, los candidatos tendrán la oportunidad de persuadir al electorado con propuestas, esas mismas que según distintos analistas, han estado ausentes en esta campaña electoral.

De acuerdo con el director de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso-Honduras), Rolando Sierra, el debate propositivo no se logró en Honduras ya que, si bien es cierto los candidatos han presentado sus planes de gobierno, la campaña electoral no se desarrolló entorno a las propuestas.

“Más bien la campaña electoral ha venido siendo una campaña de insultos, confrontación y sobre todo se ha centrado en posturas ideológicas en torno a que un partido sea de derecha o de izquierda”, argumenta Sierra, a lo que suma el contexto de violencia política que se ha recrudecido, por tanto, opina que más allá de las propuestas, lo que ha se ha marcado en este proceso es un ambiente de conflictividad política.

Cabe señalar que las encuestas y sondeos de opinión han colocado al Partido Libertad y Refundación (Libre), al Partido Liberal y al Partido Nacional, como los favoritos del electorado, sin embargo, el nivel de abstencionismo e indecisión casi alcanza el 40%, un porcentaje que perfectamente puede definir los resultados electorales.

En ese sentido, Sierra indicó que lo que presenten los partidos en estos últimos días, particularmente la denominada alianza de oposición, podría atraer a los indecisos que hoy son los que ya no se movilizan por un partido o candidato, sino por las propuestas.

“Atraer a los indecisos dependerá también de cómo se presenta la alianza estos últimos días y cuál es la propuesta en función de un plan de gobierno de toda esta alianza”, indicó el director de Flacso-Honduras.

Asimismo, el analista Julio Navarro considera que en este proceso electoral se podría registrar una baja en el porcentaje de abstencionismo. "Se ve una campaña muy colorida entre los partidos, pareciera que el hondureño se volvió a entusiasmar por las elecciones”, comentó el sociólogo.

Por su parte, la dirigencia del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) recientemente hizo un llamado a los políticos ha aprovechar el tiempo que resta y presentar propuestas que aborden temas torales para el país, entre ellos el desarrollo económico, la inversión y la generación de empleo.

Mientras que la directora de la fundación Democracia sin Fronteras, Melissa Elvir, afirmó al cierre de las campañas electorales que estas no se diferenciaron de procesos anteriores, “fue más de lo mismo, cada proceso electoral hace muchas promesas y por esas promesas vacías en realidad no tenemos un desarrollo de país, no pasan de las mismas promesas”, dijo.

Noticias relacionadas:

Comentarios