Aunque sea Navidad, ¡no baje la guardia frente al coronavirus!

Las celebraciones en el núcleo familiar deben ser la primera opción.

Las fiestas de Navidad y Año Nuevo se acercan y difícilmente las familias hondureñas pasarán por alto sus tradicionales reuniones, pero debido a las particularidades de este 2020, en Presencia Universitaria te traemos una serie de recomendaciones que expertos consideran debes tomar en cuenta para garantizar tu seguridad y la de tus seres queridos frente al COVID-19:

  • Si piensas visitar o recibir visitas en tu hogar, es recomendable permanecer en aislamiento los 10 días previos a esta. Si esto es imposible, evita en lo posible los contactos y salidas y si está dentro de tus posibilidades, hazte la prueba de COVID-19 entre el día cinco y siete de tu última exposición, para descartar el contagio.
  • Si el clima lo permite, realizar la reunión al aire libre, con el mínimo posible de invitados. Si es en el interior, mantener abiertas las puertas y ventanas.
  • Usar siempre mascarilla y exigir que los demás también lo hagan.
  • Mantener una distancia de al menos dos metros entre persona.
  • Lavarse las manos con frecuencia.

Mascarillas quirúrgicas: todo lo que debes saber sobre su uso y desecho

Adicional a los consejos anteriores, debes estar claro sobre el uso de la mascarilla, en este caso la quirúrgica. Al respecto la directora del Centro de Capacitación en Bioseguridad (Cencab), Brenda Ardón, reiteró que la manera correcta es colocar el lado oscuro, que generalmente es azul, hacia afuera, y el claro hacia adentro, cubriendo tanto la boca, como la nariz.

“Se debe adaptar a la zona buconasal, de manera que quede bien sellada, ajustando la parte superior a la nariz, con el alambre que trae, la zona inferior, a la barbilla, y los laterales a las orejas, o si es de amarrar, a la nuca y la cabeza, bien sujetada. El lado oscuro debe ir hacia afuera porque es donde se encuentra la capa impermeable que evita que entre o salga algún líquido”, detalló.

Al momento de retirarla, mientras tanto, la experta de dicho ente de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) explicó que siempre se debe retirar hacia enfrente, de las lazadas, nunca hacia abajo ni hacia arriba, sin que entre en contacto con ninguna parte del cuerpo o la ropa, y desecharla en el depósito correspondiente, sin manipularla.

De igual manera resaltó la importancia de la distancia física, medida de bioseguridad que puede ser reforzada con el uso de una careta o pantalla facial, la cual además de evitar las salpicaduras, evita que quien la porte se toque la cara, especialmente los ojos, un comportamiento involuntario que se comete con frecuencia, a pesar del riesgo que conlleva.

Algunos mitos

En torno a las recientes recomendaciones de algunos profesionales de la salud de usar el lado claro de la mascarilla hacia afuera en señal de estar sano y como medida para garantizar la propia seguridad de quien la porta, contrario a lo que ocurre en los quirófanos donde lo que se busca es la protección del paciente, el médico epidemiólogo Jesús Mejía explicó que se trata de un mito, pues el material es el mismo por ambos lados, pero lo correcto es seguir las normas internacionales y las especificaciones del fabricante.

“Lo que se maneja de forma estandarizada y correcta es que el color oscuro va hacia afuera y la parte clara que da una sensación de limpieza, hacia adentro, pero siempre vamos buscándole lo contrario al asunto. Es como cuando uno va a trotar o caminar a una pista y lo hace en el sentido del reloj, pero siempre hay uno que otro que lo hace al revés”, expuso.

La doctora Ardón consideró que, de cambiar las reglas, la estrategia tendría que ser suficientemente socializada y requeriría un cambio de conducta en la población, además de considerar la posibilidad de que personas enfermas podrían pretender no tener el virus por temor a ser estigmatizadas o simplemente por ignorancia. “Es algo que puede dar una falsa confianza, además no es una norma internacional”, advirtió.

Ambos profesionales llamaron a la población a seguir con las medidas de bioseguridad estándares como hasta ahora y no bajar la guardia. De igual manera enfatizaron en que tomando en cuenta que las reuniones en esta época no son menores de diez personas, su cumplimiento debe ser colectivo.

Mientras tanto, las celebraciones en el núcleo familiar, deben ser la primera opción, pues desde el punto de vista epidemiológico y estadístico, el panorama indica que Honduras va hacia el alza en el número de casos, superando a la fecha, según cifras oficiales, los 114,000 contagios a nivel nacional.

Noticias relacionadas:

Comentarios