Autoridades garantizan censo y nueva identidad para las elecciones primarias

Rivera mencionó que la COVID-19 atrasó el trabajo de campo, pero hasta la fecha van bien con los tiempos de calendarización.

Honduras es el país centroamericano con la cédula de identidad más longeva, desde hace 23 años no se realiza una nueva emisión del documento, y su tecnología obsoleta hace que sea susceptible a la falsificación por no gozar de medidas de seguridad.

La cédula de identificación, aparte de ser el principal documento para los ciudadanos que ya cumplieron la mayoría de edad (18 años), es también un requisito para ejercer el sufragio. Ante esta situación, desde el 2018 se viene trabajando en un nuevo sistema de emisión para una identificación que esté a la vanguardia y cumpla con la exigencia de las nuevas tecnologías.

Cabe señalar que una de las observaciones y recomendaciones realizadas por la Organización de Estados Americanos (OEA) y de la Unión Europea en el proceso electoral 2017, es depurar el censo electoral y la creación de un nuevo documento de identificación, proceso que se pretende esté listo para las elecciones internas pactadas para el mes de marzo de 2021.

Sin embargo, producto de la COVID-19, la calendarización del trabajo no se ha desarrollado en el tiempo estipulado, por lo que muchas voces manifiestan que la nueva identificación no estará lista para el proceso electoral primario.

Comisionados

Roberto Brevé Reyes, comisionado del Registro Nacional de las Personas (RNP), manifestó al Instituto Holandés para la Democracia Multipartidaria (NIMD), que en los próximos días informarán a la sociedad cómo y cuándo retomarán el proceso, y destacó que ante la situación del confinamiento, se hará uso de la tecnología para adquirir la información de la ciudadanía.

El funcionario manifestó que el proceso de enrolamiento (actualización de los datos del ciudadano, fotografía, teléfono, correo electrónico, huella digital y firma) y el trabajo de campo comenzarán tras se decrete la suspensión del estado de emergencia por la pandemia, sin descuidar las medidas de bioseguridad.

Brevé Reyes adelantó que ya se cuenta con un prerregistro en línea, donde más de medio millón de ciudadanos ya actualizaron sus datos personales y se está a la espera de que otro medio millón lo haga en los próximos días, esta acción permitirá avanzar en el proceso.

En cuanto a las inconsistencias, expresó que se encontraron más del millón y medio, por lo tanto, también están trabajando en la depuración del censo electoral “evitaremos manipulaciones que se daban en el pasado y le daremos la certeza a la ciudadanía que la nueva base de datos estará totalmente limpia”, enfatizó.

De la misma manera, el comisionado Óscar Rivera dijo que la democracia no está en cuarentena, por lo tanto, aseguró que el RNP ha avanzado en el prerregistro en línea, “nuestros tiempos para entrega del Censo Electoral y para entrega del diseño de la tarjeta de identidad se mantienen intactos”.

Para lograrlo, Rivera informó que se implementarán unidades móviles en cada colonia, barrio, aldea, caserío, municipio y ciudad; todo el trabajo de campo será ejecutado en tres meses y medio asegurando que el Consejo Nacional Electoral tenga un Censo Electoral depurado para diciembre de 2020 y así poder desarrollar las elecciones primarias, ya sea en marzo, como lo indica la ley, o en mayo, según algunas propuestas.

Asimismo, sostuvo que el proceso de entrega de cédulas de identidad se hará en medio del proceso de captación de los datos, o sea, “si alguien ingresó sus datos hoy, su identificación estará lista en mes y medio”.

Rivera manifestó que el primer lote que se mandará a impresión al extranjero será de millón y medio de cédulas, así de manera gradual los hondureños recibirán su identificación en un sobre sellado, asegurándose que ningún político o funcionario del RNP retire el documento personal, como la vieja práctica del pasado.

En su alocución final, el funcionario dijo que el RNP y la democracia de Honduras se convertirán en un ejemplo en la región, por lo mismo, hizo un llamado a todos los hondureños a construir este nuevo país.  

Opinión de expertos de la UNAH

Para el sociólogo Marco Tinoco, docente de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), ir a elecciones con el mismo documento de identificación y con el mismo censo electoral generaría una crisis de credibilidad y confianza, al tiempo que recordó la crisis poselectoral de 2017.

“El nuevo censo debe depurar a las personas fallecidas y las miles de inconsistencias que se han denunciado en los procesos electorales anteriores”, destacó el sociólogo.

En cuanto a cambiar la fecha de las elecciones primarias, manifestó que sería un riesgo cambiar el calendario electoral “la democracia tiene un precio, y aunque sea muy alto su presupuesto, deben realizarse en el tiempo estipulado para elegir nuevas autoridades que generen legitimidad”.

Por su parte Julieta Castellanos, exrectora de la UNAH y actual directora del Instituto Universitario en Democracia, Paz y Seguridad, concluyó que las próximas elecciones dependen de un nuevo censo electoral y mejores reformas.

 

Noticias relacionadas:

Comentarios