Base de cálculo de evaluación de inflación en Honduras tiene un desfase de 23 años

Fotografía de Hola News.

Según cifras oficiales del Banco Central de Honduras (BCH), el país cerró el 2021 con una tasa de inflación del 5.32 %, lo que significa que el costo de vida aumento ese mismo porcentaje, debido al alza de precios de los alimentos que conforman la canasta básica.

“El 5.32% interanual al cierre de 2021 significa que la cesta básica de las familias hondureñas encareció en las mismas proporciones, significa que los productos básicos incrementaron más del cinco por ciento o casi seis”, explicó el profesor universitario Samy Castro, máster internacional en Finanzas con un doctorado en Ciencias Sociales y Economía.

El docente también manifestó que la inflación es un proceso económico provocado por el desequilibrio entre la producción y la demanda, lo que implica que, en el caso de Honduras, al tener un enorme déficit de producción nacional se requieren importaciones para suplir esa demanda, principalmente en materia prima y combustible.

“Esas importaciones son adquiridas en dólares, y al no contar con dólares, el lempira se utiliza para comprar dólares y esos bienes, obviamente al no tener respaldo económico el lempira es mucho más débil frente al dólar; eso implica que cada vez esas compras son más caras y ese cambio al alza se transfiere a los consumidores, es decir, que los aumentos de los mercados internacionales a los bienes y servicios, los paga el consumidor”, indicó Castro.

El profesor recalcó que es importante hacer notar que el método de evaluación de la inflación en Honduras se hace con base del año 1999. “es decir que los valores y productos no son confiables, hay un desface de 23 años, por eso es que las cifras ofrecidas por el BCH no coinciden con la realidad que viven las familias hondureñas”, añadió.

Con esta postura coincide el director del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales (IIES), Ricardo Matamoros, quien estima que actualmente “no se mide la variación de precios de todos los productos de la economía ni los productos de la canasta básica, ni los productos más representativos del consumo actual, por eso los ciudadanos pueden percibir que el valor o la variación de ese índice no representa lo que experimentó el día a día”.  

Por otra parte, autoridades salientes anunciaron que el país creció arriba del 12% el año anterior, no obstante, para Castro las cifras son cuestionables, ya que los sectores empresariales lo debaten, “nunca se ha registrado en Honduras un crecimiento a ese nivel, puede ser una estrategia gubernamental para defenderse ante tanto cuestionamiento”, argumentó.   

Sobre las negociaciones del salario mínimo, el especialista considera que, pese a tener un desfase con respecto a la actualidad “no se otorgarán esos valores como ajuste salarial, los sectores se podrán de acuerdo en un valor probablemente menor a lo reportado por el BCH, perjudicando la calidad y condiciones de vida del sector obrero”, lamentó.

 

Noticias relacionadas:

Comentarios