Brecha digital, un síntoma de bajo crecimiento económico inclusivo

Imagen de Google Chrome.

La pandemia de la COVID-19 dejó al desnudo la precaria capacidad instalada de los países en vías de desarrollo en lo que concierne al acceso a los servicios de salud, educación y conectividad y Honduras fue uno de esos países golpeados por su debilidad en estas áreas prioritarias para el crecimiento económico.

El Diagnóstico de Crecimiento Inclusivo en Honduras realizado por el Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales (IIES), de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), junto al Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), expone que el país centroamericano ocupa el puesto 124 de 141 países en el pilar de adopción de TIC (Tecnologías de la Información) del Foro Económico Mundial (FEM).

Esta baja clasificación, según el Diagnóstico se debe principalmente a las bajas suscripciones móviles, 79 suscripciones por cada 100 personas, lo que pone al país en el puesto 123, así como la baja adopción de banda ancha móvil a 32 suscriptores por cada 100 personas, de igual manera, solo el 32% de la población adulta tiene acceso al internet.

Según el Índice de Desarrollo del Gobierno Electrónico (Ideg) que evalúa cómo los países utilizan las tecnologías de la información para expandir el acceso y la inclusión entre su población y que se compone de tres subíndices: servicios en línea, infraestructura de telecomunicaciones y capital humano, citado por el documento, Honduras tiene el puesto 138 de 191 países.

Asimismo, contrario a lo que se podría esperar, remarca que tanto las suscripciones a teléfonos móviles como fijos han disminuido durante los últimos 10 años, una posible explicación de esta tendencia a la baja es la consolidación de los dispositivos de telefonía móvil, ya que los operadores han aumentado la cobertura o han firmado acuerdos de uso compartido con competidores para ampliar la cobertura.

Lo positivo es que del 2009 al 2019, el uso de internet aumentó del 5% al 32% de la población adulta, al igual a la banda ancha donde el 4% de la población ya cuenta con este servicio, no obstante Honduras sigue en los países con conectividad básica a internet.

Por su parte la Maestría en Demografía y Desarrollo, adscrita a la Facultad de Ciencias Sociales de la UNAH, señala en su boletín “Centroamérica; Tendencias de las Tecnologías de la Información y Comunicación 2010-2019” que a nivel de la región Honduras y Nicaragua son los países con el más bajo porcentaje de acceso al internet y expone que los factores en el caso de Honduras es por los bajos ingresos de la población ya que el 65% de los ocupados gana menos del salario mínimo.

Resalta que los retos para cerrar esta brecha digital que va más allá de contar con una computadora o un celular, se debe fomentar la competencia para que los precios de los servicios de internet puedan ser asequibles a la población en general, debido a que en la actualidad este servicio está concentrado en las dos compañías privadas de telefonía.

Dato

La investigación cita datos del Banco Mundial, ente económico, el cual resalta que hasta 2019 Costa Rica tenía la mayor cantidad de hogares conectados a internet con el 86.3%, le sigue Panamá con el 70.7%, el tercer lugar lo ocupaba El Salvador con un lejano 23.5%, similar a Guatemala con el 22.7% y en penúltimo lugar Honduras, con el 19.3%.

Noticias relacionadas:

Comentarios