Centroamérica aplazada en tutelar derechos humanos a garífunas en materia de administración pública

Foto: CESPAD.

Este sábado 4 de diciembre culminó el evento virtual del IV Congreso Latinoamericano de estudiantes de Derecho Administrativo, con la representación de la alumna Silvia Miranda Loredo, de la UNAH en el Valle de Sula.

La ponente impartió el eje temático de “La ausencia de los Derechos Humanos (DDHH) de la etnia garífuna en la administración Pública Centroamericana”, dando a conocer la lucha constante que enfrenta el pueblo garífuna de Honduras.

Silvia Miranda Loredo, mencionó: “Como garífuna me siento muy honrada de poder presentar una ponencia que está muy cerca de mi corazón y que implica la realidad que vivimos actualmente los garífunas en Centroamérica; me siento sumamente agradecida con Dios, con la UNAH-VS y con la abogada Carmen Lilian Orellana por toda la formación que me ha brindado”.

Miranda enfatizó que a través de este eje temático expuesto se espera poder vocalizar y concientizar acerca de la ausencia de los derechos humanos de los garífunas en la Administración Pública Centroamericana, quien catalogó esta presentación como una experiencia maravillosa.

“Fue un honor presentar nuestra comunicación científica en el IV Congreso Latinoamericano de Estudiantes de Derecho Administrativo”, expresó la estudiante de UNAH-VS.

Antecedentes

Desde el 12 de abril de 1797, la comunidad garífuna se asentó en el territorio de Honduras como descendientes de africanos que anteriormente habitaban en la isla de San Vicente. De esta forma se comenzaron a establecer las diferentes comunidades en toda la costa norte del país, haciendo un total de 47. Uno de los problemas más relevantes dentro de los garífunas es la defensa por resguardar sus tierras y sus Derechos Humanos, situación que se ha dado desde tiempos históricos. 

El pueblo garífuna ha estado luchando constantemente debido a la exclusión hacia las comunidades y la población afrohondureña.

La comunidad garífuna cuenta con una población aproximada de 300,000 habitantes en Honduras y es un grupo étnico de herencia mixta africana e indígena. En 2015, la Corte Interamericana de Derechos Humanos reconoció la violación de derechos humanos de las comunidades garífunas y estableció una serie de reparaciones, que incluyen la obligación del Estado de titular, delimitar y demarcar los territorios tradicionales de las comunidades garífunas de Punta Piedra y Triunfo de la Cruz.

La expositora concluyó mencionando que "el tema impartido es una lucha que no para aquí y esperamos poder continuar disertando sobre los derechos humanos en otros congresos".

Noticias relacionadas:

Comentarios