Inauguran V Bienal de Artes Visuales en el CAC-UNAH

La premiación se llevó a cabo en las instalaciones del CAC-UNAH, ubicado en Comayagüela.

La noche del sábado 10 de noviembre, académicos y artistas hondureños se reunieron para inaugurar y premiar a los ganadores de la V Bienal de Artes Visuales que impulsa la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), a través del Centro de Arte y Cultura (CAC).

Esta edición fue en conmemoración al maestro de las artes plásticas Ezequiel Padilla Ayestas, destacado hondureño y premiado en la Primera Bienal de Artes Visuales desarrollada en 1989, quien obtuvo el premio único en la categoría de pintura en esa década, por lo que 29 años después, la UNAH dedica la V Bienal de Artes Visuales a este artista hondureño.

Ganadores

Danny Barrientos recibió su primer premio en esta quinta Bienal con las fotografías denominadas “Los migrantes” en la categoría bidimensional. Las fotografías fueron tomadas en la Ciudad de Guatemala entre finales de 2017 e inicios de 2018 en un Centro de Migrantes con una cámara de formato medio. Barrientos se dedica a la fotografía hace aproximadamente ocho años, inició con fotografía comercial y desde hace dos años ha tratado de hacer fotografía física documental.

En el evento también se dieron dos menciones honoríficas para Samuel Erazo con su obra "Triunfo del sacrificio", con la técnica de tinta china sobre lienzo, y Víctor López con su obra "Sardescos, la siguiente víctima", con la técnica acrílico sobre lienzo.

En la categoría tridimensional, Scarlet Romero obtuvo el primer lugar, premio único con su técnica moldeado con fuego en acrílico. “Es una sorpresa, una gran emoción, una gran felicidad y espero que esta sea como una puerta no solo para mí, sino para las demás mujeres que sepan que sí se puede”, expresó Romero. Su escultura forma parte de 12 piezas de una serie de “Heridas tangibles” como lo denomina su autora que trabaja inspirada en un discurso ambientalista en el manifiesto ecológico Jefe Seattle, específicamente en el fragmento, “porque todas las cosas están relacionadas, todas lo que hiere a la tierra, herirá a los hijos de la tierra”.

La última categoría audiovisual se declaró como desierta por el jurado calificador.

V Bienal

“Agradecemos al jurado calificador que ha tenido un trabajo complejo porque valorar arte no es nada fácil. Todas las obras merecen un premio, el esfuerzo, y por lo tanto merecen nuestro reconocimiento como Universidad. Un aplauso muy sentido para estos jóvenes artistas que son el futuro de las artes plásticas hondureñas”, manifestó el rector de la UNAH, Francisco Herrera, durante la inauguración de este evento cultural.

Cabe destacar que la primera Bienal se realizó a finales de 1989, luego la segunda edición en 1991 y en el 2014 se retomó el proyecto con la tercera Bienal, hasta llegar al 2018 con la quinta edición, pretendiendo ser una propuesta abierta, democrática que en cada una se constituya el punto de encuentro de las artes visuales, sus protagonistas y la sociedad en general.

Por su parte Rutilia Calderón, sobrina del homenajeado Ezequiel Padilla, dio un discurso de agradecimiento a la UNAH por tomar en cuenta la obra artística de su tío. “Una vez más la Universidad ha valorado el extraordinario ser humano que fue, su obra, nominando esta quinta bienal a su nombre”.

“El patrimonio de la UNAH está enriquecido con esta serie de homenajes y reconocimientos que el Alma Máter le ha venido haciendo a Ezequiel… Fue su voluntad donar su biblioteca personal a la institución de manera que la expectativa es que el próximo año estaremos inaugurando la sala de lectura en la Biblioteca Central de la Alma Máter”, anunció la exvicerrectora de la UNAH.

Asimismo el CAC-UNAH en el 2015 obtuvo una colección de 25 pinturas de Padilla Ayestas, que fueron recuperadas por artistas del Instituto Nacional del Hombre y también han hecho exposiciones de sus obras, especialmente la noche del sábado en la V Bienal.

Ezequiel Padilla

Ezequiel Padilla Ayestas, considerado uno de los pintores hondureños vanguardistas más importantes del siglo XX, nació en la ciudad de Comayagüela en el año de 1944. Cursó sus estudios superiores en la UNAH, en la Carrera de Ingeniería Civil, y de manera simultánea ingresó a la Escuela Nacional de Bellas Artes, y en 1964 presentó su primera muestra retórica individual.

Destacó por su compromiso con la pobreza, hambre, migración, su lucha y repudio contra la corrupción, le gustaba pintar lo cotidiano, lo trascendente, y dejó planteado en su lienzo todos sus pensamientos y escrituras.

Noticias relacionadas:

Comentarios