CAC-UNAH expone reconocida obra “Don Quijote y Quixo”, del artista mejicano Jesús Guzmán Puente

La colección "Don Quijote y Quixo" se expondrá por tres meses consecutivos en el CAC.

En el marco del Día del Libro y de la Lengua Española, la Galería Virtual de las Artes de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Gavia-UNAH) presenta la exposición “Don Quijote y Quixo”, la cual estará en los espacios del Centro de Arte y Cultura (CAC) del 23 de abril hasta el 23 de junio.

Quixo es un proyecto creado por el artista mejicano Jesús Guzmán Puente, ingeniero en electrónica; quien durante la presentación rememoró que el inicio de este nuevo símbolo de Don Quijote de la Mancha se da durante el estudio del punto de inflexión en una clase de Matemáticas de la Carrera de Ingeniería en Electrónica en la Universidad Iberoamericana de la ciudad de México en 1989.

Guzmán Puente, quien se ubica en el campo financiero (maestro en finanzas, Universidad de Londres, Inglaterra), autodidacta en diferentes disciplinas artísticas por interés personal, dijo que en esa clase imaginó la curva que estudiaban, replicada en sus extremos de manera simétrica hacia los lados, hacia arriba y hacia abajo, lo que generaba una reproducción o patrón infinito de una silueta. Esta silueta podía ser en su pico superior, el pico de un soldado o caballero medieval, y en su pico inferior, una barbilla de una cara de rasgos agudos o la punta de una barba larga de este hidalgo de mediana edad de aquellas épocas. Adicionalmente, modificando la curva mencionada, se podían crear otros elementos de este rostro, como ojos, bigotes y barba, lo que le pareció una representación interesante, divertida y amena, de dicho personaje medieval.

“Este es el origen de Quixo, imagen que fue finalmente plasmada de manera simétrica en el 2018, dos años posteriores a la celebración de los 400 años de la primera edición de don Quijote de La Mancha, y que ahora presentamos en la Galería Virtual de las Artes del Centro de Arte y Cultura de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras”, detalló el autor.

El artista aseguró que desde el inicio y a lo largo de tantos años le ha causado un gran interés el desarrollo de esta representación en sus infinitas posibilidades y aplicaciones. Su carácter abstracto y geométrico se incorpora a las imágenes generadas de don Quijote y su iconografía. Adicional al gusto por desarrollar el potencial del nuevo diseño en múltiples expresiones creativas, “me motiva de manera especial que este diseño se enlaza al caballero andante tan emblemático de la literatura hispánica y universal, con el cual me identifico por ser idealista y soñador”.

De esta manera, Guzmán Puente busca que el desarrollo de este proyecto Quixo abarque no solo los aspectos artísticos y creativos del ícono, si no, en lo posible, aportar un grano de arena a los sueños por un mundo mejor, generando nuevas utopías y logrando también aportes concretos, como el apoyo a iniciativas de las comunidades de los artesanos que lo han intervenido y compartir con proyectos e instituciones que trabajan por la paz y por la educación de la infancia que representan la esperanza de un mejor mundo para todos.

A partir de 1989 inició el desarrollo de esta iconografía original de don Quijote de La Mancha con diferentes aplicaciones que van desde diseños en 2D (dos dimensiones) resultando en obra textil, gráfica o editorial; con el tiempo, las aplicaciones se han multiplicado, incluyendo escultura en bronce a la cera perdida, escultura madera con aplicaciones de plata y otros metales, así como su ícono característico en escultura intervenida por artesanos y artistas de diferentes países, incluyendo a artesanos huicholes o oaxaqueños mexicanos; Willy Pérez de República Dominicana; Julio Sanabria de Valle de Ángeles, Honduras; Guadalupe y Flor Lozano de El Salvador. De manera reciente y especialmente para esta exposición: en joyería, Diana Martínez de Tegucigalpa; en composición musical, Cristóbal Marván de la Ciudad de México; y en Diseño Editorial, ilustrando diferentes lecturas o el inicio de lo que se pudiera convertir en una edición ilustrada de Don Quijote de La Mancha, Lourdes Favela y Jorge Romero, también de la Ciudad de México; por lo anterior, se ve la expansión del proyecto Quixo en Latinoamérica.

Sobre el autor

Jesús Guzmán Puente se ubica en el campo financiero, autodidacta en diferentes disciplinas artísticas por interés personal.  Posee cursos y diplomados en escritura, fotografía, dibujo y grabado, así como práctica en diseño gráfico, diseño industrial y escultura, entre otros. Se destacan un curso de fotografía con el profesor Akram Saab, de la Universidad Iberoamericana, un diplomado de escritura en la Sociedad General de Escritores de México (Sogem), y un curso de grabado con el profesor Salvador García, de la Casa de Cultura Reyes Heroles, en Coyoacán, Ciudad de México, entre otros.

 

Noticias relacionadas:

Comentarios