Campañas de desprestigio, abstencionismo y crisis de legitimidad, el panorama político que se vaticina

El abstencionismo ante la carencia de propuestas reales y en consecuencia la falta de legitimidad del gobierno que gane, es lo que se percibe de cara al proceso electoral, señaló el doctor en pensamiento y análisis político, y director de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso-Honduras), Rolando Sierra.

Ayer por la noche el Consejo Nacional Electoral realizó la convocatoria oficial para las elecciones generales programadas para el próximo 28 de noviembre, tras una semana que inició con mucha incertidumbre en cuanto a la nueva Ley Electoral, que finalmente fue aprobada, pero con ciertos vacíos indicó el doctor Sierra.

“Si bien es importante la aprobación de esta nueva ley, no obstante, continúa teniendo una serie de vacíos en relación, por un lado, a asegurar la transparencia en cuanto al proceso electoral y, por otro lado, si a través de este marco legislativo se tendrá la capacidad para gestionar cualquier conflicto poselectoral que se pueda dar”, señaló.

Asimismo, mencionó aspectos que debieron haberse aprobado en el marco de esta ley, como es el caso de la regulación de la reelección y la segunda vuelta, que es fundamental para evitar crisis políticas y legitimar a los gobiernos.

También resaltó la forma en que se aprobó la normativa que se venía discutiendo desde 2019, ya que no existe claridad con relación a la inclusión de las observaciones y propuestas que distintos sectores de la sociedad consideraron debía contener esta ley.

“Habrá que esperar este proceso electoral para poder evaluar realmente si este es el marco jurídico electoral que el país requiere para garantizar elecciones libres y transparentes”, sostuvo el académico.

También mencionó la importancia de que al Tribunal de Justicia Electoral se le dote de recursos y del marco legal que se requiere para que cumpla su misión de garantizar la observancia irrestricta de los derechos político electorales de los ciudadanos, expresados por la voluntad soberana, con transparencia y rendición de cuentas.

Alianzas no, fragmentación si

Dentro del contexto de estas elecciones que se llevarán a cabo, una de las principales demandas y esperanzas de muchos ciudadanos fue la conformación de una alianza integrada por los partidos denominados oposición, sin embargo, Sierra señaló que en Honduras persiste una cultura política en donde no existen verdaderas alianzas, por el contrario, la tendencia es a la fragmentación.

“Al no establecerse las alianzas entre ciertos partidos mayoritarios, el mensaje que envían es que no hay en Honduras una cultura de alianza, sus proyectos son totalmente diferentes ya que no son capaces de converger en cuanto a la demanda de diversos sectores porque se cambie al partido de gobierno, pareciera que ese no es el objetivo de los partidos de oposición”, expresó el director de Flacso.

Crisis de legitimidad

Para Sierra, los más lamentable, más allá de establecer las alianzas, es que los partidos no están presentando propuestas realistas que sean capaces de movilizar a la ciudadanía a votar y, en consecuencia, lo que aumentará será el abstencionismo, en ese sentido, el partido que gane lo hará con un porcentaje mínimo, por lo que la legitimidad del nuevo gobierno será baja, generando una situación permanente de crisis.

Finalmente consideró que, ante la carencia de propuestas, en las campañas electorales continuará primando el clientelismo, apelando más a la emoción que a la razón, con campañas más violentas y de desprestigio entre partidos.

Noticias relacionadas:

Comentarios