“Caravana migrante: Era lógico que ocurriera este fenómeno”, según investigador de la UNAH

A ocho días de la caravana migrante que emprendieron miles de hondureños, entre niños, jóvenes y adultos, lograron  ingresar a territorio mexicano luego de un largo trayecto.

“La caravana es un hecho demográfico que es el desplazamiento de las personas en grupo hacia la frontera de Estados Unidos, no es un evento inédito porque ya se había dado una en marzo o abril de este año”, comentó Manuel Flores, docente e investigador del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales (IIES) de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

En una entrevista brindada a Presencia Universitaria, Flores explicó que con todo lo acontecido en Honduras, era lógico que ocurriera un fenómeno como la caravana. 

“Lo que llama la atención de la caravana anterior es que se sumaron personas de diferentes países de Centroamérica, sin embargo fue menor a esta que ya se suman 6,000 personas, entre ellos 500 niños”, señaló.

Causas estructurales

De acuerdo con este profesor e investigador, en Honduras no han disminuido los niveles de pobreza, pues la cifras indican que existe un 68%, también persiste la desigualdad, además de la presión demográfica puesto que la población sigue aumentando y añadido a esto, la falta de empleo, que no solamente le compete generar al gobierno, sino también a la empresa privada, en síntesis no se están generando empleos productivos para las personas.

“Con esta caravana se han agravado muchas situaciones que han influido porque son eventos que se han desarrollado este año con una insatisfacción de la población, se ve una desesperación de las personas por tener un empleo”, dijo Flores.

Génesis

A opinión de Flores, la caravana parte de un proceso de una política neoliberal económica de los años 90 y a partir de esta década hay un aceleramiento de esa política que se plasma en muchas situaciones, a esto se suma la crisis política del 2009 que se agrava en 2017.

“Se suman una serie de golpes a la economía de la población, el precio del combustible, depreciación de la moneda, falta de empleo, y eso va sumando una insatisfacción especialmente en las personas que no tienen las oportunidades, lo que genera desesperanza y es cuando surge la caravana”, añadió.

En la actualidad se cuentan casi un millón de personas que han emigrado de Honduras desde los años 90, no se conoce cuántas llegan hasta Estados Unidos u otros países, se contabilizan alrededor de 300 mil personas que viven de manera no regular en Estados Unidos y 55 mil acaban de perder el Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés).

Sugerencias

“Aunque hay muchos factores contextuales, estructurales y coyunturales que inciden en la migración, el modelo está incidiendo en que la gente no pueda insertarse, se sienta mal y se vaya, y aparte de eso el contexto político, eso nos ha venido a afectar completamente y ha hecho que se incremente la emigración”.

El gobierno tiene que entender las causas estructurales de la emigración que tienen que ver con la pobreza, desigualdad y generación de empleo, resumió el investigador académico.

Noticias relacionadas:

Comentarios