Casos de laringitis podrían incrementarse por sistemas de baja presión

Cuide sus cuerdas vocales.

Los meses de enero y febrero por lo general tienen un clima cambiante y hay ingresos de vaguadas de baja presión que ingresan al país, trayendo consigo el incremento de enfermedades respiratorias tanto en adultos como en niños, entre ellas la laringitis, una infección frecuente de esta temporada de frío.

“La laringitis es la inflamación de la mucosa de la laringe que es el órgano de la voz y una de las estructuras que las componen son las cuerdas vocales recubiertas por mucosa”, explicó Alejandro Carías, coordinador del Grupo de Investigación de Otorrinolaringología de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

El funcionario dijo que durante esta temporada suelen darse muchas enfermedades infecciosas y muy frecuentemente las virales como un catarro común, que puede terminar con "ronquera" y esto es la manifestación de una laringitis o enfermedades bacterianas que son frecuentes en los niños, con sinusitis o adenoiditis, dejando esa pus o secreción purulenta que daña las cuerdas vocales irritándolas y sobreinfectándolas.

La laringitis se puede dar por varios factores; cuando es por irritación influyen el humo, el calor, la exposición a químicos, entre otros; sin embargo, una causa frecuente de este padecimiento está relacionada con las alergias, debido a que las temperaturas se vuelven un poco más frescas. Es importante tener en cuenta y tomar los cuidados necesarios con las laringitis virales o bacterianas, así como también las de reflujo por comer o beber en exceso.

Cuidar la voz para el nuevo regreso a clases

El médico aconseja a los maestros y catedráticos que trabajan con su voz que deben cuidarse y no deben de exceder el uso de las cuerdas vocales por más de dos horas, tomar agua constantemente, hacer pausas y no forzar la voz más allá de lo que su propio cuerpo permite.

Asimismo, dijo que el primero de los síntomas es la disfonía o ronquera, cuando el paciente pierde la voz, que incluso puede llegar a la afonía o pérdida de la voz, y la disnea o dificultad en la respiración y que se asocia a los sonidos que producen los asmáticos. En un tercer lugar podría estar la disfagia, o sea la dificultad para tragar alimentos.

Esforzar la voz para que varias personas escuchen produce un tipo de laringitis crónica que muchas veces solo se cura con una cirugía, por los que se debe evitar ese tipo de exposiciones, también se debe tener en cuenta no exponerse a los cambios bruscos de temperatura a modo de prevención, así también abrigarse adecuadamente, evitar andar el pelo mojado, utilizar una bufanda y si su herramienta es la voz, es importante que cubra la boca y la nariz si se encuentra en las zonas como Intibucá para que no entre aire frío a las vías respiratorias.

La laringitis no es síntoma de COVID-19

El doctor aclaró que aunque la laringitis es una enfermedad de las vías respiratorias, no es un síntoma del COVID-19 y que no hay forma de confundirlo con esta patología; sin embargo, en ciertos casos la laringitis podría presentarse como consecuencia posterior o un síntoma tardío de la enfermedad que siempre hay que tomar en cuenta.

Pero para evitar cualquier tipo de situación y llegar a una laringitis crónica, es necesario que el paciente tome todas las medidas preventivas y acuda a un otorrinolaringólogo.

Noticias relacionadas:

Comentarios