Centro de Arte y Cultura brinda Luthier lab sobre elaboración de guitarra

El costarricense David Chaves muestra sus creaciones.

Es el oficio del luthier el que da voz y forma a una guitarra, por ello el Centro de Arte y Cultura, con el objetivo de dar a conocer el arte de crear música, ha mostrado a través del espacio de Luthier lab-UNAH la elaboración de guitarras a cargo del maestro costarricense David Chaves.

David Chaves desde niño le gustó la música, tanto es su amor por ella que estudio música en la Universidad de Costa Rica y movido por su pasión, esta lo llevó a crear instrumentos musicales como guitarras.

“Hacer una buena guitarra no es sencillo, voy probado plantillas y el proceso de su elaboración puede durar hasta 6 meses”, dijo Chaves, quien comentó que la duración de los procesos depende las modificaciones que se vayan haciendo a las plantillas para conseguir los sonidos deseados.

En el taller de un luthier pueden encontrarse instrumentos que se ocupan para hacer las diferentes partes de las guitarras, entre ellas prensas, cuchillos, limas, cortadores de círculos e incluso piedras de diversos granitos, entre otros, que van dando forma a una guitarra.

Chaves, como muchos otros luthier, ha utilizado las maderas autóctonas de su país Costa Rica, entre ellas árboles como el cristóbal, la caoba, y el ébano para dar forma a sus guitarras; también explicó que dependiendo del tipo de madera que se utilice y cómo se utilice, estos dan sonidos diferentes a las guitarras y que la importancia no radica tanto en la madera con que se trabaje, sino más bien quién y cómo la fábrica.

Otro factor que el artista considera importante es que hay que hacer un uso racional de las maderas y muchos de los elaboradores de instrumentos como guitarras consiguen maderas olvidadas y casi recicladas que por lo general tienen mucho tiempo de estar secas ya que la verdadera forma de una guitarra se logra humedeciendo la madera y dándole formas para crear la bombacha.

Actualmente Chaves trabaja bajo un proceso de creación de guitarras de doble tapa que se trata de dos capas de madera distintas con un material sintético en el medio el que por lo general da un sonido limpio a la guitarra, pero que se utiliza en guitarras más modernas o de estudio, una guitarra de estudio consiste en una versión más sencilla que el de la guitarra clásica, por eso son más económicas en precio.

“El objetivo es que el guitarrista se enamore del sonido de la guitarra y la sienta entre sus manos”, explicó Chaves; la diferencia de las guitarras radica en su sonido, por ejemplo una de doble tapa por lo general proporciona un sonido más parejo y sostiene la nota por mayor tiempo, y una de capa solida genera un sonido más dulce y claro.

Todo depende del cliente y lo que le guste, ya que las guitarras poseen voces altas y otras bajas y trata de hacer una mezcla entre lo tradicional y la innovación para crear buenos resultados en la elaboración del instrumento, el cual va modificando gradualmente hasta obtener los resultados deseados.

El joven luthier recomendó a los jóvenes que se van iniciando en este oficio es tener la disposición del tiempo y el dinero que va invertirse en la elaboración del instrumento, así como tener en cuenta qué tipo de sonido se pretende buscar con cada pieza elaborada.

Finalmente, el Centro de Arte y Cultura invitó a toda la población a seguirlo a través de Facebook para conocer un poco más sobre los Luthier lab y que esperan poder acogerlos pronto y crear más espacios como estos para los jóvenes que deseen iniciarse en este oficio. Para ver la presentación puedes verla: https://www.facebook.com/watch/?v=6766808199245

 

Noticias relacionadas:

Comentarios