Centroamérica se separaría de América del Norte o Sudamérica por actividad sísmica: estiman académicos

El Doctor Ramon Rivera tiene una amplia trayectoria en estas tematicas.

Por: Esdras Diaz

El istmo centroamericano se separaría de las otras dos grandes secciones que conforman el continente americano debido a actividad sísmica, estimó el historiador e investigador Ramón Rivera, de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH). El experto argumenta que tarde o temprano este fenómeno ocurrirá.

“Podemos saber casi con exactitud en dónde va a ocurrir”, afirma Rivera en una entrevista a Presencia Universitaria.

 

Existen dos posibilidades del rompimiento del orden geográfico actual en el continente, una de ella es una separación entre Panamá y Colombia, en el río Atrato, que es la parte más delgada de toda Centroamérica, con apenas 80 kilómetros de longitud entre el océano Atlántico y el océano Pacífico.

La otra zona donde puede ocurrir este trascendental hecho es la falla de Motagua, sector que une la frontera entre Honduras y Guatemala.

La señal que permitirá premeditar el hecho es que conforme el fenómeno se acerque, la actividad sísmica y volcánica se va a incrementar, es decir a mayor cantidad de fenómenos sísmicos y volcánicos, mayor va a ser la posibilidad de ruptura.

Esta separación traería como consecuencias cambios enormes en la geografía, en el tamaño de los territorios centroamericanos y por supuesto de Honduras.

“Se perdería, por ejemplo, una carretera que una a todas las Américas en tierra firme, o imagínese en el caso de Honduras, que se inunde la depresión transversal que es donde vive cerca del 60% de la población hondureña y que alberga ciudades como San Pedro Sula, Comayagua y Tegucigalpa, esto sería devastador”, argumenta Rivera.

La depresión transversal está ubicada en Honduras desde la costa norte hasta la costa sur del país y comprende los territorios del valle de Sula, el Lago de Yojoa, el valle de Comayagua y valle de Goascorán, se conoce actualmente como el canal seco y donde está ubicada la carretera más importante del país la CA-4.  

El experto aconseja que aunque falta muchísimo tiempo para que un fenómeno de esta magnitud suceda, quizás millones de años, es importante para los gobiernos actuales trabajar en temas de prevención, sobre todo por los hechos que se están suscitando en Guatemala y Hawái.

 “La naturaleza es muy sabia, hace siempre sus cambios con lentitud, así que va a tardar mucho”, finalizó Rivera.

Noticias relacionadas:

Comentarios