Cerca de 50 millones de lempiras ha invertido la UNAH en el Programa de Relevo Docente

Karen sostiene orgullosa el certificado de su máster en España.

Por: Esdras Díaz

Muchos años han pasado desde la creación del Programa de Relevo Docente por parte de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras  (UNAH) y en ese lapso de tiempo se han logrado resultados satisfactorios, pues a través de esta iniciativa se han enviado 57 catedráticos a diversas universidades en diferentes países del mundo, y se han invertido cerca de 50 millones de lempiras que han sido destinados a fortalecer las capacidades de todo el personal docente de la Máxima Casa de Estudios del país.

Dos convocatorias se han hecho desde entonces y una tercera que está en curso en un programa que está orientado en tres modalidades: el cofinanciamiento de becas para estudiar una maestría o doctorado en el extranjero, la recepción de expertos internacionales para el desarrollo de diferentes experiencias académicas y la recepción de programas de posgrados internacionales íntegros, el mismo ha permitido que decenas de catedráticos fortalezcan sus capacidades y que por ende mejoren indiscutiblemente la calidad educativa de la UNAH.

“Se ha fortalecido la capacitación docente y la investigación”, afirma Edna Martínez, de la Vicerrectoría de Relaciones Internacionales.

Además la distribución de recursos presupuestados se han dividido en múltiples áreas de conocimiento que han aprovechado las bondades del programa, entre ellas están la Facultad de Humanidades y Artes, Química y Farmacia, Ciencias Sociales e Ingeniería, en Ciudad Universitaria y también en centros regionales.

El programa fortalece el vínculo entre el catedrático y la Universidad

Para Edgar Josué Escobar, catedrático de la UNAH y que pudo, a través del programa, optar a una maestría en meteorología, su salida del país representó una valiosa oportunidad para seguir creciendo.

“La maestría la sacamos a través del programa en la Universidad Complutense de Madrid, en España, donde estuvimos un año, y la verdad que la experiencia fue muy valiosa, pues muchos profesores de los que tuve eran de primer nivel”, sostiene Escobar.

Argumenta que esto fortaleció su vínculo con la Universidad.

Image4

Josué Escobar, luego de su formación en España, argumenta que aplica los conocimientos adquiridos día a día en beneficio de la UNAH.

“Me siento más Puma que nunca, uno se siente orgulloso de pertenecer a la UNAH”, sostiene el catedrático.

También Karen Orellana se vio beneficiada con un máster orientado al descubrimiento de fármacos, y posterior a su experiencia en España se integró a la Facultad de Química y Farmacia, donde actualmente labora como docente.

“Fue una experiencia muy enriquecedora para mi formación académica en el ámbito científico, sobre todo porque el programa académico estaba orientado a la investigación en el descubrimiento de fármacos”, sostiene Orellana.

La Alma Máter, a través del programa, busca apuntalar diferentes áreas sensibles que considera pertinentes mejorar, precisamente es el caso de Carmen Suárez, quien viajó a la Universidad Autónoma de Madrid para prepararse en un campo importante para la UNAH, ella obtuvo una maestría en Química Aplicada con Orientación en Química Ambiental.

“Uno de los objetivos de esa maestría fue fortalecer la clase de Química Ambiental que se lleva en la Facultad de Química, con ello hubo una actualización de los temas y la orientación de la clase”, finalizó Suárez.

Con ello la Universidad reafirma su compromiso de seguir fortaleciendo la educación dentro de sus campus a lo largo del país.

 

Noticias relacionadas:

Comentarios