Científicos de la UNAH colaboran en descubrir la cura de la enfermedad mortal "Lafora"

Con el fin de encontrar la cura para una de las enfermedades consideradas mortales en el mundo "Lafora", un grupo de científicos de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) trabajan en un proyecto de investigación dirigido por la Universidad de California, Estados Unidos.

Así lo dio a conocer el destacado investigador hondureño, Marco Tulio Medina, exdecano de la Facultad de Ciencias Médicas (FCM), quien detalló que en el país se identificó la muerte temprana de cinco integrantes de una misma familia por esta enfermedad.

El doctor describió Lafora como un tipo de epilepsia progresiva que usualmente inicia en la niñez o en la adolescencia, la persona presenta un deterioro mental, pérdida de la memoria como si fuera un alzheimer temprano bastante grave, sufre sacudidas, brincos, mioclonía y convulsiones, y al llegar a edades comprendidas entre 18 a 25 años, el paciente fallece.

"Es una enfermedad mortal en la cual se va depositando una sustancia en las neuronas cerebrales y en otras partes del cuerpo denominada poliglucosano, esta enfermedad fue descrita a principios del siglo XX por el doctor Gonzalo Lafora, estamos hablando de hace más de 100 años. Es una enfermedad en la que se han encontrado dos genes que uno se denomina Laforina y el segundo Malina", detalló el académico.

Este proyecto de investigación es liderado por la Universidad de California a través de un consorcio en la que involucra a varias universidades del mundo, entre ellas la UNAH, además se cuenta con el financiamiento del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, ya que esta investigación va orientada a tratar de que no se deposite en las neuronas o en el cuerpo, esa sustancia que se denomina cuerpo de Lafora.

Honduras

Medina detalló que en el caso de Honduras, la familia se identificó en el Hospital Escuela Universitario (HEU), a quienes posteriormente se les hizo un seguimiento con vídeos encefalograma y se practicaron varios estudios al núcleo familiar, entre ellos una biopsia de piel que demostró los cuerpos de Lafora.

"Actualmente estamos investigando al resto de los familiares, ellos viven en el municipio de Pespire, Choluteca, les realizamos estudios de electrocardiogramas, con el fin de identificar algún miembro que aún no presente los síntomas de Lafora pero que tenga la enfermedad, recordemos que esta enfermedad es genéticamente muy grave", señaló el científico.

Noticias relacionadas:

Comentarios