Clase de catedrático de la UNAH contó con estudiantes de Honduras, Ecuador, España y México

Hernández labora desde el 2015 en la Máxima Casa de Estudios bajo la modalidad de profesor por hora.

La nueva normalidad impuesta por la pandemia obligó al sector educativo a usar las tecnologías de la información, un recurso valioso en países desarrollados, pero en Honduras amplió la brecha de desigualdad porque una gran parte de la población estudiantil no cuentan con acceso a conectividad en cambio otros que si la tienen, optan por no aprovecharla.

Mario Hernández, docente de la clase Energía y Cambio Climático de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), inicio el Tercer Periodo Académico con 30 estudiantes, después de los fenómenos naturales Eta e Iota, seis alumnos cancelaron su clase.

En una de sus más recientes cátedras, el docente solo contó con la conexión de la estudiante Karelia Jysel, quien en su relato señala el desinterés de sus compañeros al no conectarse a recibir la clase brindada por Hernández, a quien lo definió como “un docente tan profesional y amante de lo que hace”.

Presencia Universitaria conoció la versión de Hernández, quien aduce que por la COVID-19 más los recientes fenómenos aunado a la falta de recursos económicos y a la falta de servicios de conectividad en los lugares de origen de los estudiantes (muchos originarios de las zonas rurales del país) hace que muchos prioricen sus necesidades y sacrifiquen su educación.

Según Hernández, otros de los factores por lo que muchos estudiantes no se conectan a sus clases en línea son propios de las condiciones del país donde el servicio de internet y las fallas en el sistema eléctrico son constantes.

Sin embargo, no todas las inasistencias son producto de los factores anteriores, muchos universitarios, al igual que en las clases presenciales deciden no recibirlas “eso es una decisión personal de ellos”, subrayó el catedrático, quien dijo sentirse decepcionado luego que ningún estudiante se conectara en una de sus más recientes clases.

No obstante, ayer (07.12.2020) estudiantes que habían recibido clases con él en años anteriores, al volverse tendencia lo ocurrido, decidieron sumarse a la clase, la cual se realizó en la plataforma Zoom, aplicación que de manera gratuita solo permite 100 personas máximo.

“La audiencia fue 100 personas, se conectaron estudiantes de España, México y Ecuador, quienes me animaron a seguir adelante, fue un gesto agradable y que motiva a seguir enseñando no importando las circunstancias”, rescató Hernández.

Al finalizar la clase los estudiantes al unísono le brindaron un caluroso aplauso, y la Máxima Casa de Estudios y sus autoridades también le aplauden al Profesor, quien pese a los obstáculos, se mantuvo firme con sus estudiantes de brindar su clase. 

Mario Hernández es ingeniero en Electricidad, desde el año 2015 a la fecha es profesor por hora de la Facultad de Ciencias de la UNAH.

 

 

 

 

 

Noticias relacionadas:

Comentarios